Los 10 narcotraficantes más famosos de la historia

El tráfico de sustancias ilícitas volvió famosos a algunos personajes humildes que hoy son magnates. Los más recordados han tenido a su mando a miles de personas para el contrabando.

Respetados por unos y odiados por otros, los narcotraficantes siguen dominando gran parte del dinero a nivel mundial. El cáncer se extiende a diferentes países, pero la enfermedad permanece aferrada en países latinoamericanos.

1. Un gánster

Al (Alphonse) Capone es uno de los mafiosos más recordado por la gente. Durante la Ley Seca de principios del siglo XX, se dedicó a satisfacer las necesidades de los estadounidenses a través de la prostitución, los juegos de apuesta y el tráfico ilegal de alcohol.

En 1931, Al Capone fue condenado a 11 años de prisión acusado de evasión fiscal; en 1934 fue trasladado a Alcatraz, donde su calidad de vida disminuyó por sífilis y finalmente falleció en 1947 en su mansión de Miami.

2. Suertudo

Charles “Lucky” Luciano es considerado el “padre del crimen organizado moderno”; desde joven mostró sus aptitudes para el contrabando. El tráfico de alcohol, de heroína, los juegos de apuesta y la prostitución fueron el negocio con que construyó su imperio.

“Lucky” fue condenado a 30 años de prisión, pero sólo cumplió con 9 en Estados Unidos. Después se refugió en su país natal, donde los habitantes lo recibieron como un héroe.

El italiano falleció en Nápoles, luego de que se reunió con un productor de cine que iba a filmar la película de su vida. Se especula que dicho cineasta en realidad de era un agente del FBI.

3. El rey del opio

El birmano Khun Sa dominó durante varias décadas el llamado “Triángulo de oro”, en las fronteras de Tailandia, Laos y Myanmar. Esta región se convirtió en el principal proveedor de drogas y heroína.

Khun Sa ingresó a la lista de la DEA como uno de los narcotraficantes más buscados. El mismo departamento aseguró que el capo logró controlar el 40% de la heroína y 27 mil kilos de opio.

En 1996 se retiró del negocio de las drogas y ofreció su libertad a Myanmar, sin embargo nunca fue detenido por las autoridades; Estados Unidos ofreció millones de dólares para extraditar al capo, pero el gobierno de aquel país no aceptó la oferta.

4. El patrón

El colombiano Pablo Escobar le dio vida al Cártel de Medellín. Bajo el cobijo de Alfredo Gómez López “El padrino”, empezó a escalar dentro del negocio del tráfico; curiosamente el no probó la cocaína e incluso no aceptaba a quienes eran adictos.

Antes de llegar a los 30 años, Escobar ya controlaba el tráfico de drogas a Estados Unidos y se convirtió en millonario. Fue considerado como el mayor criminal de la historia con 10 mil asesinatos, según la DEA.

En los noventa, el capo entró a prisión en La Catedral. Aquel lugar tenía lujos y comodidades, por lo que Estados Unidos pidió su extradición, pero “El Patrón” escapó a la vista de sus cómplices.

En 1993 y después de un operativo con más de 500 hombres en Colombia, fue asesinado junto con otro sicario.

5. De múltiples nombres

Nacido en la India, Dawood Ibrahim es líder de la organización criminal Indian D Company en Mumbai. Es uno de los criminales más buscados a nivel mundial por la Interpol; a partir de los atentados de Mumbai en 1993, su localización es la más aclamada en la India.

Su organización criminal es una de las más poderosas, ya que envía estupefacientes a nivel global, además se le acusa de trazar rutas de contrabando en Asia Meridional, Oriente Medio y África; tuvo negocios con Osama bin Laden Al-Qaeda.

6. El señor de los cielos

Amado Carillo Fuentes es el nombre que resalta entre una familia dedicada al narcotráfico y apoyada por Ernesto Fonseca Carrillo “El Neto”.
Se convirtió en el líder del Cártel de Juárez, que durante varios años manejó el 60% de la cocaína proveniente de Colombia. Operó en el estado de Chihuahua y realizó operaciones con el Cártel de Calí.

Carrillo Fuentes tuvo a un colaborador especial, el general Jesús Gutiérrez Rebollo y una rivalidad con Joaquín “El Chapo Guzmán. También tuvo alianzas con los Beltrán Leyva.

De manera inesperada falleció el 4 de julio de 1997 cuando se sometió a una cirugía para cambiar su apariencia. Después de la intervención sufrió complicaciones y los sedantes que le aplicaron terminaron con su vida.

7. Don Rafa

El sinaloense Rafael Caro Quintero ingresó a las filas del narcotráfico cuando algunos capos le ofrecieron dinero para poder sembrar droga en terrenos de su padre.

Fundó el Cártel de Guadalajara junto con Ernesto Fonseca Carrillo “Don Neto” y José Esparragoza Moreno “El azul”. Logró dominar gran parte del tráfico de drogas en el país y sobornó a elementos policiacos para que trabajaran con él.

En 1985 fue detenido por el asesinato del agente de la DEA, Enrique Camarena; poco después se corrió el rumor de que ofreció pagar la deuda externa, de 80 mil millones de dólares, a cambio de su libertad. Las declaraciones fueron desmentidas por el propio capo.

En 2013 Caro Quintero fue puesto en libertad tras 28 años de permanecer preso.

8. El Chapo

Joaquín Guzmán Loera está catalogado como uno de los hombres más ricos y poderosos del mundo. Su poder de mando lo han hecho escapar dos veces de prisión.

A finales de los ochenta, fundó el Cártel de Sinaloa, de donde era originario. A raíz de la muerte del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, fue detenido en 1993.

Fue trasladado al penal del Altiplano, pero después de varios intentos de fuga, lo cambiaron al penal de Jalisco, de donde finalmente se fugó en enero de 2001.

En febrero de 2014 fue recapturado en un resort de Mazatlán, Sinaloa y colocado nuevamente en el penal del Altiplano. Logró escapar a través de un túnel que conectaba con otra propiedad. Fue recapturado en enero de 2016.

9. Los hermanos Orejuela

Gilberto y Miguel Rodríguez Orejuela, originarios de Colombia, fortalecieron el llamado Cártel de Calí. Se dedicaron al secuestro y el narcotráfico; durante dos décadas se responsabilizaron por la llegada del 80% de droga que llegó al país.

Ambos hermanos se vieron involucrados en el Proceso 2000, nombre que recibió la presunta donación de dólares a funcionarios y para la campaña del entonces presidente, Ernesto Samper.

En 1998 ambos capos fueron sentenciados a prisión; Gilberto fue puesto en libertad durante 2002, meses después fue recapturado y extraditado a Estados Unidos. Miguel contó con la misma suerte.

10. El trío colombiano

Juan David Ochoa, junto con sus hermanos Fabio y Jorge Luis traficaron cocaína a Estados Unidos a través de embarque y vuelos desde Colombia.

En los años noventa, los capos ya eran altamente buscados por autoridades de ese país. A cambio de favores, que ofreció el presidente César Gaviria, cada uno se entregó a la justicia.

Al parecer, a pesar de que tuvieron influencia en los cárteles, decidieron retirarse. Juan David falleció en julio de 2013 en un hospital de Medellín, Colombia.