Exiliados cubanos en EU celebran muerte de Castro

0

En Miami, miles de cubanos celebraron; la prensa en EU resalta los altibajos de la relación con EU

Con cánticos, banderas cubanas, cacerolazos y tocando las bocinas de sus autos, miles de exiliados cubanos inundaron hasta esta madrugada las calles de Miami para celebrar la muerte del líder cubano Fidel Castro.

Las escenas a través del Condado-Miami Dade, donde residen casi 2 millones de cubanos, eran también de celebración y emoción a flor de piel en zonas como La Pequeña Habana, Hialeah, Westchester y Kendall.

“!Pa’rriba, pa’ bajo, Fidel pal’ carajo!”, coreaba la multitud frente al icónico Café Versalles de la Pequeña Habana, que después de décadas de falsas alarmas, esta vez era testigo de la muerte real.

“Como me hubiera gustado que mi padre hubiera visto esto”, dijo Natali Gutiérrez, de 28 años, con lágrimas en los ojos, cuyo padre falleció hace dos años, mientras la multitud gritaba “libertad, libertad, libertad”.

“Aunque no me gusta celebrar la muerte de nadie, sin duda hay regocijo, se acaban 60 años de angustia de un pueblo”, señaló por su parte Humberto García de 42 años.

“Esto es lo mejor que nos pudo haber pasado a nosotros los cubanos”, dijo a su vez Lester Pérez de 37 años de edad.

Una enorme hilera de autos tocando sus bocinas hizo colapsar la Calle 8 y la policía cerró la céntrica calle para acomodar a los cubanos que llegaban de todos lados algunos con sus hijos, otros en pijama y hasta con sus perros.

“Fidel tirano, llévate a tu hermano”, gritaba la multitud en referencia al actual presidente de Cuba, Raúl Castro, quien fue el encargado de anunciar la noche del viernes la muerte del octogenario líder.

No faltó el que llevó un karaoke al lugar y se escucharon las notas del tema “Nuestro día ya viene llegando” de la estrella cubana Willi Chirino y que fue entonado con gran sentimiento por la multitud agolpada bajo una lluvia intermitente.

“Estamos en victoria también por el presidente electo Donald Trump porque ha dicho que va a quitar los acuerdos que hizo el gobierno de Obama con Cuba y al mismo tiempo reforzar las regulaciones para disminuir el comercio y el pueblo de Cuba va a tener una rebelión”, dijo el activista anticastrista Miguel Saavedra de Vigilia Mambisia.

Saavedra, quien ha hecho infinidad de actos de repudio contra los Castro, destapó una botella de champaña para celebrar la ocasión en medio de la multitud en la que también se encontraba un sujeto con un disfraz de Donald Trump que hacia mayor el jolgorio entre los cubanos.

Muchos de los cubanos exiliados votaron por Trump con la esperanza de que esgrima una política más de línea dura hacia la isla que pudiera producir algún cambio en el gobierno de Cuba que encabeza Raúl Castro.

Prensa de EU recuerda los claroscuros

Fidel Castro fue recordado por la prensa de Estados Unidos como el hombre que retó a Washington y que pasará a la historia como un personaje admirado como héroe por sus fanáticos y como un dictador por sus detractores.

The Washington Post señaló que Fidel era visto por los presidentes de Estados Unidos lo mismo como un portador del apocalipsis, un dictador peligroso, un promotor de la revolución en América Latina, un violador de los derechos humanos o una figura irrelevante.

“Para su legión de seguidores, el señor Castro fue un héroe que demandó un juicio justo para los pobres del mundo y no tuvo temor en apuntar su pistola a los poderosos”, señaló el diario.

“(Pero) fue tan repudiado como amado. Estuvo entre los líderes más represivos del mundo, un presidente vitalicio que prohibió la libertad de expresión, la libertad de asociación y la libertad de prensa, y encarceló a miles de oponentes políticos”, acotó.

The New York Times destacó que Castro pasará a los libros de historia como el apóstol de la revolución que trajo la Guerra Fría al hemisferio accidental en 1959 y que después desafío a Estados Unidos por casi de medio siglo.

“Desplegó su poder como un tirano, controlando todos los aspectos de la existencia de la isla. Pero fue más que represión y miedo lo que mantuvo a su gobierno totalitario en el poder por tanto tiempo”, apuntó.

“Tuvo tanto admiradores como detractores en Cuba y en el mundo. Algunos lo vieron como un déspota despiadado que violó derechos y libertades, pero muchos otros lo vieron como el héroe revolucionario de todos los tiempos”, añadió el rotativo.

The Wall Street Journal hizo notar que la muerte de Fidel Castro ocurre en momentos de incertidumbre para Cuba, toda vez que la victoria de Donald Trump ha puesto en duda la apertura diplomática y económica entre Estados Unidos y Cuba.

Como candidato presidencial, Trump señaló en septiembre pasado que condicionaría a una serie de demandas la continuidad de la política de acercamiento con Cuba iniciada por el gobierno del presidente Barack Obama.

“Todas las concesiones que Barak Obama le hizo al régimen de Castro fueron a través de acciones ejecutivas, lo cual quiere decir que el próximo presidente puede reinvertirlas y es lo que voy a hacer a menos que el régimen de Castro acepte nuestras demandas”, dijo Trump.

Entre las demandas enumero la libertad política y religiosa del pueblo cubano y liberación de prisioneros políticos.

Para Los Angeles Times, Fidel Castro será recordado como el hombre que superó a su poderoso vecino del norte, tanto después de la invasión de Bahía de cochinos de 1961, el éxodo de Puerto Mariel de 1980, como por la custodia del niño Elián González en 2000.

“Su postura contra el dominio de Estados Unidos impulsó a Castro a la vanguardia de la lucha de América Latina por justicia social a través de las políticamente cargadas décadas que siguieron a la Segunda Guerra Mundial”, apuntó el diario.

Compartir.

Los comentarios están cerrados.