Embarazo, principal causa de discriminación laboral en CDMX

El despido por condiciones de embarazo es una conducta de discriminación constante en la capital mexicana, pues en 2016 representó 32 por ciento de las mil 200 quejas atendidas por el Consejo para Prevenir la Discriminación (Copred) en la Ciudad de México.

En el marco del Día Internacional de las Mujeres, la presidenta del organismo capitalino, Jacqueline L’Hoist Tapia, señaló que el espacio de trabajo es uno de los principales lugares donde ocurre alguna conducta de discriminación, en particular hacia las mujeres.

Tan solo el año pasado, 63% del total de denuncias fue realizado por mujeres. “Esto indica que ellas están cada vez más informadas sobre sus derechos y lo que deben hacer”, expuso.

Entre los principales motivos, indicó, 32% de las querellas fueron de quienes despidieron por razones de embarazo, 10.7% estuvieron relacionadas a su condición de salud y 9.92% por alguna discapacidad.

Por ello, L’Hoist Tapia apuntó que el derecho al trabajo es el más vulnerado por los actos de discriminación, y consideró que “siempre ha existido” el despido por causas de la maternidad.

Explicó a Notimex que la fuente empleadora reacciona siempre igual cuando es notificada sobre la situación y expresa las frases: “me fallaste, yo contaba contigo, por qué me hiciste esto, pensaba promocionarte, me vas a dejar colgado con el trabajo”.

“Se trata de una conducta arraiga socialmente”, argumentó la funcionaria local, al enfatizar que ningún contratista puede despedir a una mujer bajo ese argumento porque es “totalmente injustificado”.

El Artículo 5 de la Ley para Prevenir y Eliminar la Discriminación en la Ciudad de México prohíbe cualquier forma de discriminación por razón de su origen étnico, nacionalidad, raza, lengua, sexo y género, entre otras.

Sin embargo, la titular del Copred argumentó que las empresas particulares todavía incurren en una doble falta: despido injustificado y delito por discriminación, y es en la delegación Cuauhtémoc donde ocurre el mayor número de los casos.

Ejemplificó que el organismo a su cargo recibe cada año hasta seis denuncias en contra de la empresa Coppel y, a pesar de la capacitación recibida, esto sucede porque es una compañía grande y con varias sucursales, por lo que el personal involucrado es siempre diferente.

L’Hoist Tapia subrayó que la discriminación perjudica no solo la forma de vida de las mujeres, sino también las relaciones sociales y económicas de sus familias, porque 50 por ciento de su salario es compartido con su pareja, por ejemplo.

Para contrarrestar esta situación durante el proceso de conciliación, el Copred otorga, a través de la Secretaría del Trabajo y Fomento al Empleo, un seguro de desempleo de más de dos mil pesos mensuales para cubrir sus gastos y brinda talleres de capacitación.

Precisó que el año pasado canalizaron a 21 personas al seguro de desempleo, de las cuales 17 fueron mujeres. “Se estima que 40 por ciento quedan desempleadas porque, a pesar de ganar la demanda y recibir una disculpa pública, muchas de ellas no quieren regresar a donde no las quieren”, apuntó.

Debido a esto, la funcionaria hizo énfasis en la importancia de empoderar a las mujeres y modificar las conductas para dejar atrás el machismo arraigado, a fin de facilitar el progreso y la toma de decisiones de ese sector de la población.

“Tenemos que cambiar es mirada y dejar de pensar que las mujeres embarazadas son una lata para las empresas”, insistió.