EPN llama a países de Mesoamérica a atender causas de la migración

La agenda más emblemática que debe atender Mesoamérica es la migración, afirmó el presidente Enrique Peña Nieto ante presidentes de la región.

"Hoy más que nunca si queremos atender las causas de la migración, los países mesoamericanos debemos ir al fondo del problema, a su origen, que es la falta de oportunidades", subrayó.

Durante la Sesión Plenaria de Jefes de Estado y de Gobierno de la XVI Cumbre del Mecanismo de Tuxtla, el mandatario llamó a sus pares a redoblar los esfuerzos para mejorar las condiciones de vida de sus habitantes.

"Hago un respetuoso a llamado a los países de la región para fortalecer nuestra alianza y redoblar esfuerzos para cumplir la promesa de un mejor futuro y, sobre todo, de seguir impulsando de forma decidida la prosperidad de la región mesoamericana", expuso.

En la reunión encabezada por el presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, el mandatario mexicano también hizo énfasis en que los gobiernos "velemos por el absoluto respeto a los derechos humanos de los migrantes, por su integridad física y por su dignidad como personas".

"Los jefes de Estado debemos actuar con visión de futuro, tenemos que asegurarnos de que prevalezca siempre el interés general de los habitantes de la región sobre cualquier consideración", sostuvo.

Peña Nieto dijo que Belice, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y la República Dominicana, como países hermanos, aliados y vecinos, "tenemos la responsabilidad de trabajar juntos por una convivencia positiva, constructiva de beneficio recíproco".

Enfatizó que para abonar a una buena vecindad, es indispensable que cada nación asuma la parte que le corresponde en el desarrollo integral de sus sociedades y de la región.

Destacó que en el Proyecto de Integración y Desarrollo de Mesoamérica, que emana de este Mecanismo, constituye una suma esfuerzos, voluntades y recursos para edificar una región más incluyente, más integrada y sobre todo más próspera.

Enumeró las diferentes medidas que se han impulsado, como el fortalecimiento de las acciones en materia de salud; el compromiso con la alimentación y la nutrición de los grupos sociales más vulnerables.

La modernización de la infraestructura carretera regional; el apoyo a la creación de capacidades para enfrentar los efectos y amenazas del cambio climático, y la transición hacia la interconexión eléctrica de la región.