Brasil afirma dejar atrás su peor recesión

El gobierno de Brasil aseguró que la peor recesión de la historia del país, que provocó la caída del 7% del Producto Interior Bruto (PIB), ya fue superada, aunque el desempleo sigue aumentando y la administración de Michel Temer tiene un índice de popularidad de 10 por ciento.

“Quien invierta aquí no se arrepentirá: nuestro Brasil está de vuelta”, dijo el presidente Temer, en un discurso pronunciado en Sao Paulo, capital económica del país, donde aseguró que seguirá adelante con su "agenda reformista".

"Nada destruirá nuestra agenda de transformación”, aseguró Temer, ante las voces críticas en las filas del oficialista Partido de Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), por las reformas propuestas en la ley laboral y, sobre todo, en el sistema de pensiones, que aumenta la edad de jubilación para algunos sectores.

Henrique Meirelles, ministro brasileño de Hacienda y artífice de las reformas propuestas por Temer desde su llegada al poder en 2016, dijo que “el país comienza claramente a crecer, y nuestra previsión es tener un índice positivo ya en el primer trimestre de 2017”.

Con 13.5 millones de desempleados y un aumento de los índices de desigualdad, la recesión azota a la mayor economía de América Latina desde 2015.

Los datos económicos de principios de 2017 indican una mejora de la confianza, expresada en un aumento de la bolsa y de las inversiones, pero el desempleo y la producción industrial siguen al alza.

La Fundación Getulio Vargas (FGV), uno de los centros de estudios más importantes del país, estimó que el PIB retrocedió 0.3 por ciento en enero pasado, mientras la previsión de buena parte de analistas y economistas es que en 2017 Brasil crezca modestamente (en torno al 0.47 por ciento).