Vacaciones, ¿dónde dejo a mis mascotas?

Faltan pocos días para uno de los momentos que más disfrutamos, el descanso vacacional. Contrario a lo que algunos pudieran pensar éste también puede ser un momento de diversión para nuestros animales de compañía.

Gelipet, la marca de colágeno hidrolizado para perros y gatos desarrollado, te ofrece algunos consejos prácticos de nuestra experta para saber qué hacer antes de buscar una pensión para las vacaciones.

1. ¿Cómo se relaciona?: Como cuidador debes estar consciente de las relaciones de tu animal de compañía con otros animales de compañía y con otros humanos, esto es importante para que puedas definir qué tipo de lugar buscar, uno en donde pueda haber contacto y socialización o un lugar en donde tenga que estar aislado.

2. ¿Sufre de algún trastorno o enfermedad?: Si sabes que tu animal de compañía sufre de algún trastorno de ansiedad por separación o alguna condición médica deberás informarlo a los prestadores del servicio, sin pena porque son expertos y sabrán las medidas pertinentes.

3. Pregunta, pregunta, pregunta: Es importante que se tengan algunas referencias del lugar al cual enviarás a tu animal de compañía, esto te hará confiar en que tu perro o gato estarán bien cuidados y que se le brindará lo necesario para que tenga una estancia confortable. Pregunta entre tus conocidos o directamente con tu veterinario.

¿Cuál es el mejor lugar? Nuestra experta comenta que “el mejor lugar es diferente para cada propietario y para cada animal de compañía, dados los requerimientos que este tenga, en casos muy específicos. Por ejemplo, los perros geriátricos necesitan lugares no muy espaciosos, de preferencia con climas templados. A diferencia de un animal de compañía joven que preferiría tener un espacio muy amplio para poder jugar y correr. Entonces, primero debemos considerar dichos factores para buscar el lugar más conveniente para ambos”.

¿Lugares abiertos o cerrados? Como lo comentamos anteriormente dependerá de los requerimientos del perro o gato, por ejemplo, hay lugares en donde a pesar de ser espacios muy amplios de hasta hectáreas de extensión, la atención es específica, los prestadores de servicio tienen experiencia y tienen sus propios animales de compañía, lo que garantiza que el compromiso en cuanto a amor y cuidado se darán.

Un espacio amplio también tiene otros beneficios para el bienestar de los perros, sobre todo, pues hacen ejercicio, se les enseña a estar en ese tipo de espacios extensos y socializan de manera distinta.

Existen algunos lugares que cuentan con campañas de apoyo al rescate de perros y gatos e incluso a programas de inclusión de personas con discapacidad, como es el caso de Animal camp, donde se tiene contacto con varias organizaciones de apoyo a animales pero también con la Escuela de perros guía.

Nuestra sugerencia es que preguntes a los prestadores de servicio las condiciones de seguridad y atención que ofrecen para tu animal de compañía, si tienes ocasión te des una vuelta antes de tomar una decisión y que no te olvides de que tu animal de compañía es tu responsabilidad por lo que deberás llevarlo limpio y vacunado para que pase unas vacaciones divertidas.

Recuerda que las visitas al veterinario son importantes para mantener en un estado de salud óptimo a tus compañeros. Si ves cualquier comportamiento diferente no dudes en consultar a tu médico.