Microbuses, la historia y "ruta" del transporte

Con el anuncio del aumento en las tarifas para el transporte en la Ciudad de México, realizamos un recorrido sobre la evolución que ha tenido este medio para la movilidad de los capitalinos a lo largo de la historia.

Unidades obsoletas e inseguras, corrupción y un servicio que se ha vuelto caduco con el paso del tiempo son algunas de las razones por las que los usuarios se quejan por el alza en los precios, sin embargo, no siempre fue así:

Las Ballenas

.

A principios de los años 70, el gobierno de la capital se dio cuenta de la necesidad de un transporte colectivo de mayor capacidad, por lo que se unió con permisionarios, sindicatos y con la Alianza de Camioneros, lo que dio paso a las llamadas "Ballenas".

Eran camiones grandes con pintura azul, capaces de llevar a 80 personas, sin embargo, este vehículo desapareció debido a su carrocería poco práctica la cual sufría un gran desgaste en corto tiempo.

Ruta 100

En el periodo de 1981 a 1995, en la Ciudad de México , los Autotransportes de Pasajeros Urbanos Ruta 100, operaba con cerca de 7 mil 500 autobuses, los cuales brindaban servicio de transporte público.

La empresa se vio obligada a retirarse debido a la corrupción que existía entre los líderes sindicales que estaban al frente de ellas. Refacciones, combustible, neumáticos y dinero desaparecían sin explicación alguna, lo que llevo a este modelo a la quiebra.

Sin embargo, fue hasta el año 2000 que se hizo oficial la extinción de Ruta 100, para dar paso a la creación de la Red de Transportes de Pasajeros (RTP).

Taxis, los ganadores

A la par de la decadencia de Ruta 100, algunos taxis, ante la falta de transporte en la Ciudad, aunado a la fuerte demanda que se incrementaba, comenzó a operar como colectivos para ciertas rutas, cobrando un peso, de ahí surgieron los famosos "peseros". Al poco tiempo comenzaron a cambiar los taxis por unidades más grandes, "tipo van" o "combi".

La invasión de las "combis"

.
El movimiento natural se dio, ante la fuerte demanda y la evolución de los taxis, las "combis" tomaron el lugar para la movilidad de los capitalinos.

Sin embargo, este tipo de transporte se convirtió en un riesgo constante, debido a los accidentes que se presentaran, como volcaduras y abusos viales. En aquella época la Secretaría de Transportes y Vialidad (Setravi), permitía este tipo de transporte debido a que no había otra opción y además se vivía una corrupción de la cual varios funcionarios se beneficiaban.

Llegan los "micros"

Algunas automotrices vieron una oportunidad dentro del transporte público de la Ciudad de México, por lo que decidieron adaptar algunas camionetas de carga y convertirlas en transporte de pasajeros,

Usaron los chasís de las unidades para colocarles asientos, se les colocó puertas por atrás y delante y así nació el microbús, muy parecido al que circula hoy en día en la calles de la capital.

Las unidades y su decadencia

Los camiones gris con verde que han circulado durante muchos años en la capital hicieron su aparición en 1992, bajo la administración de Manuel Camacho Solís.

Estas unidades ya contaban con la posibilidad de transportar a una mayor cantidad de personas, además de incrementar su tamaño. Esta necesidad de crear vehículos con mayor espacio ha hecho que tengan una vida más corta, en teoría, porque en la realidad muchas de estas unidades han vivido años extra.

Durante 25 años se han mantenido como el medio de transporte por excelencia, pocas son las rutas que han modernizado las unidades. Los diseños de los vehículos más antiguos debido a su modificación se vieron afectados en la caja de velocidades, los frenos y el motor en general, los cuales se desgastaban más rápido.