Melania Trump se negó a cubrir su cabeza en visita a Arabia Saudita

La primera dama, Melania Trump, no se cubrió la cabeza cuando llegó a Arabia Saudita en el primer viaje oficial del presidente Donald Trump al extranjero, este fin de semana.

Hace dos años, Trump criticó la decisión de Michelle Obama de ir con la cabeza al descubierto en un viaje oficial que hizo con su esposo en enero de 2015.

“Mucha gente está diciendo que es maravilloso que la señora Obama se negara a usar velo en Arabia Saudita, pero ellos fueron insultados. Tenemos suficientes enemigos”, escribió Trump en Twitter en aquel entonces.

El estricto código de vestimenta en Arabia Saudita dicta que las habitantes y la mayoría de las visitantes deben usar en público una túnica negra holgada llamada abaya. La mayoría de las mujeres también se cubren el rostro y el cabello con un velo conocido como nicab.

Pero las normas no son tan estrictas para las extranjeras y la mayoría de las mujeres occidentales andan descubiertas.

Aunque Melania vistió con un traje entero negro holgado de manga larga, acentuado con un cinturón dorado, su cabello se movía con la brisa en el Aeropuerto Internacional Rey Khalid, en la capital Riad.

Ella siguió el ejemplo que sentaron otras mujeres occidentales de alto perfil, incluyendo a Michelle Obama, la primera ministra británica, Theresa May; la canciller alemana, Angela Merkel, y Hillary Clinton, siendo secretaria de Estado.

Ivanka Trump, quien trabaja como asesora de su padre, tampoco se cubrió la cabeza.