6 razones por las que todos debemos tomar una siesta

La siesta en un periodo, de entre 20 y 30 minutos, en el que las personas suelen dormir al día, con el fin de recuperar las energías perdidas por la actividad diaria. A pesar de que es una costumbre presente en muchos lugares de trabajo, se ha convertido en un mal hábito, pues el sueño llega a durar hasta hora y media.

Con el propósito de llevar una buena siesta, los especialistas recomiendan dormir con un despertador, tener un objeto pesado en la mano, tomar una taza de café y hacerlo en posición semisentada. El portal Muy Interesante enlista las poderosas razones por las que todos debemos tener este lapso de descanso.

1. Ayuda al corazón: De acuerdo con el International Journal of Behavioral Medicine, dormir hasta 45 minutos de siesta ayuda a la recuperación cardiovascular. Pruebas realizadas entre voluntarios arrojaron que la presión arterial fue menor en aquellos que durmieron después de haber realizado un esfuerzo físico.

2. Lo piden las neuronas: Una investigación de la Universidad de Manchester llegó a la conclusión de que las neuronas encargadas de mantenernos despiertos se desconectan después de la comida. La orexina es la sustancia responsable del sueño y la vigilia.

3. Reduce la obesidad: Un estudio de la Universidad de Navarra concluyó que dormir menos de 5 horas en la noche aumenta el riesgo de padecer obesidad; sin embargo, si se añade un tiempo diario de siesta, se mantiene un peso saludable.

►TE PUEDE INTERESAR► ¿HACES EJERCICIO POR LAS NOCHES? SEGURO TIENES PROBLEMAS DE SUEÑO

4. Restaura el sistema inmune: Según el Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism, una siesta de al menos 30 minutos disminuye el impacto hormonal de una mala noche. Ese momento de descansa regresa a la normalidad los marcadores inmunológicos y neuroendócrinos.

5. Alegría y positivismo: De acuerdo con la revista Cerebral Cortex, cuando en una siesta se entra a la etapa de sueño REM se mejora el estado de ánimo y nos volvemos más empáticos con las emociones de los demás.

6. Mejor memoria y aprendizaje: Dormir al menos 30 minutos después de la comida mejora el aprendizaje y la memoria, según un estudio de la revista Neurobiology of Learning and Memory. El sueño nos ayuda a concentrarnos, rendir más y mejorar el aprendizaje en general.