ASF detecta desvíos en Coahuila por 423 mdp

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) encontró que el Gobierno de Coahuila pudo haber dañado a la Hacienda Pública por 423 millones 256 mil pesos, más intereses, que sacó de cuentas bancarias y no comprobó su destino final.

De acuerdo con la auditoría 770-DS-GF, relativa al Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de las Entidades Federativas (FAFEF), la Administración estatal usó 550 millones de pesos, el 84% del total entregado.

Los fondos estaban destinados a sanear el sistema de pensiones, a Protección Civil y a la modernización del Registro Público de la Propiedad, entre otros rubros.

La auditoría fue realizada a 654 millones 325 mil 100 pesos, que corresponde al 100% de los recursos del FAFEF otorgados al Gobierno de Coahuila en 2016, los cuales fueron depositados en una cuenta.

"Se determinó que el Gobierno del Estado de Coahuila realizó diversos traspasos de los recursos del FAFEF 2016 a una cuenta bancaria propia de la Secretaría de Finanzas hasta totalizar 550 millones de pesos", menciona el informe de la ASF.

De los 550 millones de pesos que retiró a otras cuentas durante 2016, la Auditoría encontró que hasta el 31 de marzo de 2017, la Secretaría de Finanzas regresó sólo 126 millones 744 mil pesos.

"Se presume un probable daño o perjuicio, o ambos, a la Hacienda Pública por un monto de 423 millones 255 mil 996.25 pesos, más los rendimientos financieros generados desde su disposición hasta su reintegro a la cuenta del fondo, por transferir recursos del FAFEF 2016 a otras cuentas bancarias", dice la ASF.

Para solventar las irregularidades, el Gobierno coahuilense debería acreditar ante la ASF los documentos de destino y aplicación de los recursos.