La sentencia de Aristegui en el país de “no pasa nada”

ENRIQUE PRESBURGER
Director General de Factor Exprés

Después de casi dos años y medio e procesos continuos de litigio, resulta que Guillermo Campos Osorio, juez 14 de Distrito en Materia Civil de Ciudad de México, declaró que la suspensión del espacio radiofónico de Carmen Aristegui en MVS Noticias fue ilegal. La sentencia se emitió el 15 de Julio, siendo que el programa fue cancelado el 15 de marzo de 2015. No fue precisamente oportuna en tiempos...

Resulta pues que el juez, determinó que MVS, empresa que preside Joaquín Vargas, no tenía razón ni derecho de cancelar la transmisión del programa "Noticias MVS, Primera Emisión", antes del plazo estipulado por el contrato contraído por ambas partes. Más específicamente, se determina que la participación del equipo de Aristegui, en la plataforma Mexicoleaks no derivó en una conducta ilegal de ninguno de los colaboradores. El resolutivo indicó que ni la periodista ni su equipo de la Unidad de Investigaciones Especiales explotaron ilegalmente la marca de MVS. Así, la conductora no tendrá que pagar a MVS por las irregularidades que la empresa de telecomunicaciones argumentó para despedir a los colaboradores.

MVS en su momento acusó a la conductora y a su equipo de "abuso de confianza", al tiempo en que el equipo de Aristegui aseguraba que se trataba de una represalia por la publicación de la investigación especial de la casa blanca del presidente Enrique Peña Nieto, publicada por esa unidad de investigación.

Hoy que ha pasado el tiempo, tenemos los siguientes resultados:

1. Una periodista, considerada como la líder de opinión crítica más importante, fue desprendida ilegalmente de un espacio radiofónico. La razón se la dan 2.5 años después, sin que esto le signifique recuperar su espacio por supuesto. Simplemente fue censurada.
2. El caso de “La Casa Blanca”, detonante real de la ruptura MVS-Aristegui, nunca se resolvió realmente. Todo terminó en un comunicado, justificando liquidaciones de centenas de millones por parte de televisa como justificación. No hay nadie detenido, Grupo Higa sigue operando para el gobierno, nadie cuestionó a la televisora, y de hecho salieron más “casas blancas” de otros muchos funcionarios.
3. Nadie cuestionó la censura del periodismo ni el ataque a la libertad de expresión. La empresa MVS se salió con la suya en un acto que hoy se confirma como ilegal, y todo siguió su curso.

Así, el tiempo simplemente borró todo. Todos pueden descansar tranquilos, pues nada tuvo consecuencias, excepto para Carmen Aristegui, que sí perdió su programa. Los demás… el lector dirá.

Las opiniones del autor son a título personal y no reflejan necesariamente la opinión o la línea editorial de Grupo Mundo Ejecutivo