Las preferencias electorales de cara al 2018

El próximo año será recordado por los mexicanos como uno de los más complejos en cuanto a competencia electoral se refiere, pues si bien el primero de julio de 2018 la ciudadanía decidirá qué personaje político tomará protesta como Presidente de la República, también habrá votaciones para elegir a un total de 128 senadores, 500 diputados y Jefe de Gobierno de la Ciudad de México.

Desde hace aproximadamente año y medio, algunos actores políticos como el actual jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, el gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila Villegas, Margarita Zavala y Andrés Manuel López Obrador han expresado su inquietud por participar en los comicios electorales de 2018. Sin embargo, aún no se define quiénes serán los candidatos a la Presidencia de la República.

A unos días de que se lleve a cabo la XXII Asamblea Nacional del PRI, misma en donde probablemente se elija de manera interna al candidato de dicho partido, Morena tiene la preferencia electoral frente a los principales partidos, sin embargo, si el Frente Amplio Opositor encabezados por el PRD y el PAN se concreta, las preferencias electorales se cerrarían aún más.

Con la finalidad de tener un panorama sobre las preferencias electorales de los mexicanos, la casa encuestadora De las Heras Demotecnia realizó un estudio a nivel nacional el cual arrojó los siguientes resultados.

Según la intención de voto de los mexicanos en un escenario probable, si el PRI llegara a aliarse con el Partido Verde, Encuentro Social y Nueva Alianza, obtendría un 29% de las preferencias, mientras que el PAN y PRD en alianza obtendrían 29%, Morena en alianza con el PT y Movimiento Ciudadano tendrían un 37% del voto, sin olvidar que un 5% de la población votaría por un algún candidato independiente.

De acuerdo con dicha encuesta nacional, 45% de los mexicanos prefieren que el país sea dirigido por una mujer, además de tener ciertas características como ser una persona madura, que cuente con experiencia política y sin relación cercana con la actual administración. Mientras que el principal reto al que se enfrentará el próximo presidente, será en materia de desarrollo económico, según la opinión de los encuestados.

Dentro de las características negativas que molesta a los mexicanos sobre los precandidatos a la silla presidencial, es que sean corruptos, no cumpla sus promesas, que sean lejanos a los problemas de la gente y que no estén preparados para llevar a cabo las tareas de este cargo.