INFOGRAFÍA: ¿Realmente sirve el etiquetado nutrimental?

A un año de que el etiquetado frontal nutrimental se convirtió en una medida obligatoria, especialistas en materia de salud y alimentación señalaron que en México el consumidor no se preocupa por su alimentación salvo cuando está bajo observación médica y/o tiene un requerimiento dietético especial.

“La utilidad de un etiquetado también depende del consumidor, quien debe interesarse y aumentar su cultura al respecto. Eso es lo que falta para que la última norma sea realmente efectiva”, declaró Beatriz Beltrán, QFB con especialidad en Tecnología de Alimentos.

Según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2016, 8 de cada 10 personas no saben cuántas calorías deben consumir en un día, 28.5% nunca compra un alimento por la información nutrimental y el 9.7% siempre compara y compra productos por su información nutrimental.

El etiquetado frontal nutrimental es el medio a través del cual se conocen las proporciones de grasa saturada, otras grasas, azúcares, sodio y energía que contienen los productos.

►TE PUEDE INTERESAR► OPRAH WINFREY LANZA LÍNEA DE ALIMENTOS REFRIGERADOS

Las etiquetas frontales también son conocidas como Guías Diarias de Alimentación (GDA). Destacan lo que la gente come, incluidas las cantidades y los porcentajes de la ingesta diaria recomendada (IDR).

Cabe mencionar que la Norma Oficial Mexicana para el etiquetado de alimentos y bebidas no alcohólicas preenvasados está alineada con las más recientes normas europeas y el Codex Alimentarius de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Es importante reconocer que la comida tiene un valor simbólico que impacta de manera directa en la salud. Por ende, falta información confiable a la que puedan tener acceso todas las personas, especialmente al momento de crear y llevar a cabo una dieta balanceada, ya sea de manera personal o al acudir a un nutriólogo.

etiquetado