¡Cuidado! Estos dulces son una "bomba" de plomo

El plomo es responsable de muchos problemas de salud: mujeres embarazadas pueden tener bebés prematuros o con problemas en su desarrollo; los niños presentan problemas en su desarrollo, irritabilidad, hiperacción, pérdida del apetito, fatiga excesiva, vómitos y hasta convulsiones; en adultos sufren de alta presión, dolores musculares, problemas de memoria y concentración, dolores constantes de cabeza, mal humor e infertilidad.

Por su toxicidad, es considerado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como uno de los 10 elementos químicos de mayor preocupación.

Hoy en día, y en un sociedad urbanizada, el plomo se encuentra en lo que respiramos al salir a la calle, sale de los escapes de los autos,, de la pintura de las casas viejas, del agua que viaja por tuberías deterioradas y más.

Pero jamás imaginamos que también en los alimentos que ingerimos todos los días, especialmente algunos "inocentes" dulces mexicanos que orgullosamente comemos en estas fechas patrias.

Un grupo de especialistas del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), en 2016, publicó en la revista Environmental Research la investigación Lead in candy consumed and blood lead levels of children living in Mexico City, en la que se reportaron las concentraciones de plomo de los dulces más consumidos por los niños.

Para el proyecto, que tuvo como objetivo evaluar si existe una asociación entre el consumo de caramelos y los niveles de plomo en la sangre entre los niños, los investigadores expusieron que ciertos caramelos presentaban niveles de plomo por encima de los permisibles por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, y que corresponde a 0.1 partes por millón (ppm).

Cuidado con estos dulces:

Rockaleta Diablo (0.70 ppm)

.

Tiramindo (0.37 ppm)

Ricaleta Chamoy (0.19 ppm)

.

Tutsi Pop (0.13 ppm)

.

Indy Marimbas (0.22 ppm).

.