Estas son las teorías de la conspiración sobre el 11-S

Hace 16 años el mundo se cimbró. El impenetrable imperio estadounidense se cayó a pedazos, pues uno de sus lugares más representativos fue objeto de ataques terroristas: las Torres Gemelas se derrumbaron con miles de vidas humanas en su interior.

Nadie olvida aquel 11 de septiembre de 201 en Nueva York. La ciudad era un caos, los servicios de emergencia estaban a tope y nadie sabía quiénes pilotaban aquellos aviones que chocaron con los emblemáticos edificios. La respuesta de las autoridades era nula, incluso la del mismo presidente en turno, George Bush.

Momentos después, otro de los pilares estadounidenses fue atacado. El vuelo 77 de American Airlines, pilotado por terroristas de Al Qaeda, impactó en El Pentágono, Washington.

Para algunos resultó ser un ataque perpetrado por simples terroristas; sin embargo, algunos especialistas señalan que en realidad todo se trató de una conspiración. Lo cierto es que a nadie le sosprendió que los mismos atentados hayan sido planeados por el mismo gobierno estadounidense. Aun así, nada está comprobado.

Para desempolvar este tema, que cada año toca el lado más frágil de los estadounidenses, te presentamos las teorías de la conspiración que más suenan en el colectivo.

1. La explosión fue controlada

Esta teoría es la que más eco ha generado a lo largo de estos 16 años. Resulta que muchos expertos aseguran que la caída de las Torres Gemelas no fue producto del impacto de los aviones que supuestamente estaban bajo el control de terroristas.

Al parecer, en el lugar se encontraron restos de termita y explosivos; en determinadas cantidades colocadas en lugares estratégicos se logró la caída de estos titanes de acero.

De acuerdo con diversos portales, expertos y personas familiarizadas con el tema, los aviones que se estrellaron en ambas torres eran de aluminio ligero, a fin de facilitar el vuelo, por lo que resultaba imposible destruir las estructuras sólidas.

Es decir, el impacto de las aeronaves no era tan potente como para derrumbar las Torres Gemelas, sin mencionar que el combustible derramado no hubiera sido capaz de derretir la estructura de acero de ambas construcciones.

fg

2. Fue culpa de China

La “teoría del trabajo interno” asegura que el accidente en las Torres Gemelas y en el Pentágono en realidad fue provocado por un misil. El argumento se basa en la forma en que dichas estructuras se derrumbaron, pues altos cargos militares de encargaron de hacerlo parecer una tragedia.

El atentado, entonces fue orquestado porque el enemigo a combatir en aquel entonces era China, con el fin de justificar la entrada de norteamericanos a Afganistán. Ambos países luchaban por el control de oleoductos contra el país oriental.

fdg

3. La estafa maestra

Esta es quizá la teoría más grave de todas, pues todo se remonta a operaciones económicas; probablemente existían personas que ya sabían sobre los atentados. Su conocimiento los llevó a realizar ciertas transacciones. Los eventos sucedieron de esta forma:

- Entre el 6 y 7 de septiembre, el Chicago Board Options Exchange vio la compra de 4744 opciones de venta sobre United Airlines, pero sólo 396 opciones de compra. Si algunos ya sabían sobre los ataques, a la larga recibieron un beneficio de casi 5 millones de dólares.

-El 10 de septiembre fueron negociadas 4516 opciones de venta de American Airlines en la Bolsa de Chicago y sólo se registraron 748 opciones de compra. Esto representó un beneficio de 4 millones de dólares.

df

Checa algunos números de la tragedia:

1. Se tienen contabilizadas unas 2,973 personas fallecidas, aunque se calculan más víctimas.

2. Al menos 50 mil personas acudían a trabajar diario a los recintos. Otras 140 mil entraban por turismo.

3. Se encontraron sólo 291 cadáveres y casi 20 mil restos humanos esparcidos.

4. Al menos 422 mil habitantes de Nueva York se quejaron por síntomas de estrés postraumático.

5. Se eliminaron 146 mil empleos directos en Nueva York, lo cual se traduce en 17 mil millones de dólares en salarios.

6. Las compañías aseguradoras tuvieron pérdidas por hasta 50 mil millones de dólares.

7. Se perdieron 100 millones de dólares en pérdidas de obras de arte.

8. Al menos 200 países realizaron jornadas de recolección de fondos para ayudar a las víctimas.

9. Entre todas las víctimas habían 80 nacionalidades distintas.

10. El consumo de alcohol aumentó luego de los ataques. Asimismo, el de tabaco, marihuana; de igual forma la asistencia a iglesias y sinagogas.