Llega el fin de la Mansión Playboy

La muerte de Hugh Hefner marcó también el fin de la era de la famosa Mansión de Playboy, que recibió a personalidades de todo el mundo y albergó grandes fiestas y eventos sociales en los que todo podía pasar.

El inmueble incluía las oficinas de Hefner, su habitación, una sala de cine, una biblioteca y los archivos personales del magnate. En la parte trasera había una cantidad de animales digna de un zoológico, entre ellos flamencos, pavos reales y monos. Y también estaba la Grotto, como le decían a la piscina con aspecto de cueva que fue escenario de muchas de las aventuras que tuvieron lugar en la mansión.

Tas el fallecimiento de Hefner la semana pasada, la mansión será fusionada con otra propiedad contigua de la que formó parte cuando fue construida hace casi un siglo.

Daren Matropoulos, magnate dueño de la propiedad contigua, adquirió los terrenos de la mansión el año pasado en 100 millones de dólares, con el compromiso de que Hefner podía seguir usándola hasta su muerte. Después de su deceso, volvería a ser parte de la propiedad original.

TE PUEDE INTERESAR: HUGH HEFNER Y SUS CANDENTES LECCIONES DE LIDERAZGO

Hefner organizó todo tipo de eventos en la mansión, incluida la selección de la Playmate del Año. Allí reunía a conejitas de distintas épocas y las invitaba a comer en mesas con elegantes arreglos en los jardines.

Dio entrevistas en la biblioteca, donde tenía un sillón de cuero y una réplica del avión privado Big Bunny con el que viajaba a las oficinas de Playboy en Chicago y Los Ángeles. Invitó a sus amigos a la sala de cine a ver películas nuevas y clásicos como “Casablanca”, una de sus cintas favoritas que veía cada vez que cumplía años.

En la propiedad se encuentra asimismo la Game House, una sala con una mesa de billar y algunos juegos, una pantalla de televisión gigantesca, una nevera llena de cervezas y un sillón. Su ex esposa Kimberley Conrad vivía en la casa siguiente, donde crió a sus dos hijos, Marston y Cooper, y quien ahora es ejecutiva de Playboy.

Un pasillo en el segundo nivel de la residencia principal tiene fotos de las personalidades famosas que visitaron la mansión. Hefner aparece junto a Hillary Clinton, Jimmy Stewart, Johnny Carson y Leonardo di Caprio, entre otros.