¿Por qué existen los Godínez?

Godínez, apellido también usado llamar a las personas que trabajan en oficinas o dependencias gubernamentales, es una etiqueta que ha causado polémica en redes sociales.

La palabra adquirió esta definición desde hace un par de años y para algunos significa un término despectivo, mientras que para otros se trata de una broma, nada serio.

“Es una forma de trabajo. A lo mejor tienes otros horarios, pero no dejas de reportarle a alguien, de tener horas de entrega“, dijo Javier Torres, fundador de Mundo Godinez, en entrevista con BBC Mundo.

El nombre se popularizó en los últimos años y viene de una tradición de denominar a los oficinistas que data de los años sesenta, cuando estaba de moda el término, equivalente ahora a Godínez: Gutierritos.

Diferentes hipótesis apuntan a que el apellido como calificativo puede dos orígenes: el popular programa El Chavo del 8 o un episodio de la serie animada Los Simpsons, doblado al español, en el que un trabajador recibe dicho nombre.

El apellido ha derivado en otras palabras, como "godín" que suele ser empleada como adjetivo y da como resultado combinaciones como "horario godín", jornada laboral determinada generalmente de 08:00 a 17:00; "comida godín", dieta que generalmente incluye alimentos comprados en la calle y se consume de pie, en unos minutos; o simplemente, "trabajo godín", empleo rutinario, predecible o aburrido.

También deriva el verbo "godinear", que significa hacer actividades propias de los Godínez: comer en el escritorio mientras se termina algún pendiente, beber con los compañeros de trabajo sin quitarse el identificador de la empresa, entre otras cosas.

Estas denominaciones constituyen una situación que divierte a muchos, como lo muestran las entrevistas realizadas por el portal, sin embargo hay quienes lo ven como discriminación a un trabajo que es como cualquier otro.

Un ejemplo es el del portal Medium.com, donde Andrés Román compara el empleo de oficinista con algo inadecuado. “Todos hemos cometido alguna atrocidad Godínez, lo importante es cuidar que no afecte a nuestra imagen”, escribió.

“A veces llevar un sándwich de atún todos los días en la bolsa de Walmart puede ser la razón que no has entendido por la cual no obtuviste la promoción que buscabas”, continúa.

Finalmente las estadísticas demuestran que, de los 34 millones de mexicanos con empleo fijo, el 11,8% son oficinistas, de acuerdo con el Inegi.

Esto querría decir que hay cuatro millones de “Godínez” en México. Así, en un país donde la escasez laboral sube cada día según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), y en el que derechos como el servicio médico se han convertido en un privilegio, ser “Godínez” es una aspiración para muchos.