Zara es acusada por empleos degradantes en Brasil

Zara Brasil recurrirá a la decisión de un tribunal de trabajo brasileño que considera que la compañía es responsable de un caso de trabajo degradante a la esclavitud registrado en su cadena productiva en ese país en 2011.

Esta decisión del tribunal regional de Trabajo de Sao Paulo es consecuencia a una denuncia de agosto de 2011 cuando el Ministerio de Trabajo encontró a 16 empleados de diferentes nacionalidades latinoamericanas trabajando para Aha Industria y Comercio, un proveedor de Zara Brasil en condiciones irregulares con horarios excesivos y en ambientes sin ventilación.

La compañía argumentó que las anomalías eran responsabilidad de su proveedor que desvío su producción sin su consentimiento incumpliendo el código de conducta que la multinacional española tiene para fabricantes y proveedores.

El juez Ricardo Artur Costa Trigueiros considera "imposible" que Zara no conociera esas condiciones de trabajo y apunta la existencia de una "ceguera conveniente", según informa en un comunicado de la Fiscalía de Trabajo de Brasil.

Zara Brasil anunció que recurrirá la decisión ante el Tribunal Superior de Trabajo y recordó que el proveedor Aha Industria y Comercio se responsabilizó en su momento de las irregularidades.

La compañía ya se había visto involucrada en casos de explotación laboral donde trabajadores turcos colocaron en el interior de las etiquetas mensajes diciendo "Yo hice esta prenda que se va a comprar, pero no me pagaron por ella" en el cual le pedían al cliente que apoyará su campaña y presionara a Zara para que les paguen.