Cruce de Rafah abre por primera vez tras 10 años

El cruce fronterizo de Rafah, entre el territorio palestino de la Franja de Gaza y Egipto, abrió hoy por primera vez bajo supervisión de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), que tomó el control del paso esta semana después de 10 años de gobierno del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás).

Egipto decidió abrir el paso fronterizo las 24 horas en ambas direcciones durante tres días a partir de este sábado para casos humanitarios, que incluyen estudiantes, titulares de permisos de residencia en otros países y pacientes que buscan tratamiento fuera de la Franja de Gaza.

Autoridades palestinas confirmaron la apertura del paso fronterizo, el cual debía haber sido abierto el pasado 15 de noviembre, según establecía el acuerdo de reconciliación firmado entre las facciones palestinas, la nacionalista Fatah y la islamista Hamas, el pasado 12 de octubre.

Sin embargo, debido a circunstancias especiales en Egipto y en la Península del Sinaí en particular, la apertura se retrasó, de acuerdo con despachos de la agencia palestina de noticias WAFA.

La reapertura constante del cruce de Rafah también depende de la presencia de representantes de la Unión Europea (UE), como se exigen en el acuerdo de acceso y movimiento de 2005.

Personal de la Autoridad Nacional en el cruce gestionó la cantidad de viajeros que se habían registrado previamente en el Ministerio palestino del Interior para viajar a Egipto, mientras que al mismo tiempo admitía a los viajeros que llegaban a la Franja de Gaza.

En un comunicado, el Ministerio del Interior en Gaza, dirigido por Hamás, indicó que alrededor de 16 mil palestinos se han registrado para cruzar y que sus fuerzas estaban revisando vehículos de pasajeros antes de pasar Rafah.

Los viajeros expresaron su esperanza de que el cruce permanezca abierto todo el tiempo y agradecieron los esfuerzos de las facciones palestinas y el gobierno egipcio, ya que Rafah ha estado cerrado casi por completo desde mediados de 2013.

La entrega de los pasos marcó el primer cambio concreto desde el acuerdo de reconciliación auspiciado por Egipto, que busca sanar la disputa de una década entre Fatah y Hamás que tuvo su origen tras las elecciones de 2007, cuando el grupo islamista asumió el control de la Franja de Gaza.