Gobernadores dan visto bueno a Ley de Seguridad

A pesar de que el presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), Miguel Ángel Mancera, aseguró que la Ley de Seguridad Interior debía modificarse, los mandatarios de seis estados dieron su visto bueno.

Mancera aseguró que actualmente las fuerzas armadas del país no cuentan con un marco regulatorio, pero la seguridad se vería afectada si el ejército saliera de los estados donde se encuentra.

Durante una revisión en el Senado, Héctor Astudillo, gobernador de Guerrero, comentó que la seguridad es un derecho humano, por lo que se debe resolver el problema en la entidad. Aseguró que a pesar de la oposición hacia esta ley, las fuerzas armadas han respetado su trabajo y los derechos de las personas.

Por otra parte, José Rosas Aispuro Torres, gobernador de Durango, dijo que actualmente el narcotráfico ha rebasado a las autoridades policiacas, por lo que sería necesaria la presencia de tropas militares, siempre y cuando se ajusten a las reglas internacionales.

El mandatario de Colima, José Ignacio Peralta, y Aristóteles Sandoval, de Jalisco, coincidieron en que esta ley no tiene el propósito de militarizar a México, más bien de asegurara el bien común.

Marco Antonio Mena Rodríguez, gobernador de Tlaxcala, aseguró que sí es necesario poner en marcha la Ley de Seguridad Interior, pero no se requiere la fuerza del ejército de manera cotidiana en las calles.

En la reunión con el Senado, estuvieron presentes los gobernadores de Querétaro y San Luis Potosí, Francisco Domínguez Servién y Juan Manuel Carreras López, respectivamente.