Canadá considera "sensible" la medida de EU sobre TLCAN

La ministra canadiense de Asuntos Globales, Chrystia Freeland, consideró “sensible” y “constructiva” la declaración del presidente Donald Trump respecto a que sería flexible en los tiempos fijados para la renegociación del TLCAN, considerando las elecciones presidenciales en México.

La canciller canadiense, quien encabeza el equipo negociador para modernizar el Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN), entre Canadá, Estados Unidos y México, realizó estas declaraciones durante la reunión del gabinete del gobernante Partido Liberal.

Las siete rondas de renegociación para actualizar el TLCAN comenzaron en agosto pasado con la intención de terminarlas en marzo, pero Trump declaró al The Wall Street Journal que esperaría a que pasen las elecciones federales en México, en julio próximo, para continuar con las pláticas trilaterales.

Las cinco rondas de negociación entre los tres países se han dado, entre agosto y diciembre pasados, con mínimos avances sustantivos. Las partes han logrado cerrar capítulos como Pequeñas y Medianas Empresas y han mostrado avances en comercio electrónico, transparencia, prácticas regulatorias.

Sin embargo, las negociaciones marcaron profundos desacuerdos en torno al Capítulo 19 de resolución de controversias, estándares laborales, reglas de origen en el sector automotriz y cláusula “sunset” que terminaría el tratado cada cinco años.

Entre el 23 y el 28 de enero se realizará en Montreal, Quebec, la sexta ronda de renegociaciones para la cual Ottawa estaría preparando nuevas propuestas.

Según informó este viernes el diario The Globe and Mail, el gobierno canadiense está trabajando en una propuesta para impulsar el contenido norteamericano en vehículos y camiones manufacturados en los tres países, con el fin de llegar a un acuerdo en uno de los temas más controversiales de la mesa de negociación.

Asimismo Ottawa presentaría en la próxima ronda una nueva propuesta respecto al mecanismo de resolución de controversias. Estados Unidos propone cancelar el Capítulo 19 y sustituirlo por cortes estadunidenses.