El error que le costó un millón de dólares a Coca Cola

Un error o desconocimiento puede salir muy caro, y esto fue lo que le pasó a Coca Cola en Suiza. La empresa ha tenido que pagar un millón de dólares para hacer una modificación de su producto "Fuze Tea", lanzamiento que hizo en 37 países de Europa, pues en Suiza la fonética de ese nombre significa algo ofensivo.

“Fuze” suena a “fuz”, “futz” o “futze”, que en aquella región es utilizada para describir de manera grotesca, grosera y ofensiva, a la vagina de la mujer.
Es por esto que la firma de refresco se vio obligada a renombrar la marca y a reimprimir las etiquetas del primer lote del producto que se vendería en Suiza.

Tal modificación quedó de la siguiente manera: Fuse Tea, cambiando la letra “Z” por una “S”, utilizando el nombre que ya usan en Turquía y así no hacer un cambio abrupto.