¿Por qué hubo un tiroteo en las oficinas de YouTube?

Este pasado martes su suscitó en las oficinas generales de YouTube en San Bruno, California, un tiroteo que resultó con tres empleados heridos. La principal sospechosa fue encontrada muerta luego del tiroteo el cual, según el reporte de la policía local, se originó por un descontento de la mujer ante la empresa como tal y sus políticas.

La mujer en cuestión, Nasim Aghdam, de 39 años aparentemente se suicidó después del tiroteo, y aunque ayer se habló de una posible naturaleza pasional en el suceso, la policía aún no encuentra evidencia de que Aghdam conociera a las víctimas para clasificar de tal forma el crimen.

Aghdam tenía tres canales de YouTube (en turco, inglés y farsi), en el que subía regularmente contenido relacionado con veganismo, salud física y crueldad animal, mismos que fueron bajados de la plataforma el mismo martes.

La mujer compartió su molestia con amigos y familiares al ver cómo desde días atrás YouTube iba retirando y desmonetizando poco a poco su contenido. Aghdam desapareció el sábado 31 y fue encontrada el martes 3 de abril en la mañana dirigiéndose a la zona en donde se encuentran las oficinas del sitio.

Esta información orilló a su padre a alertar a la prensa y policía local, mientras que su hermano alertó a un canal de televisión de San Diego. El descontento de Aghdam fue reflejado en su sitio web, donde escribió: “serás reprimido por decir la verdad no apoyada por el sistema”, según una nota del Washington Post.

La policía de Mountain View reportó haber visto a Nasim Aghdam, dormida en un automóvil en el estacionamiento de esta ciudad la mañana del martes, horas antes del tiroteo, y que notificó a su familia.

"Nuestros oficiales se pusieron en contacto con la mujer después de que la matrícula de su vehículo coincidiera con la de una persona desaparecida en el sur de California", dijo Katie Nelson, vocera del departamento, por correo electrónico. "La mujer confirmó su identidad y respondió preguntas posteriores".

Nelson expresó que la mujer no parecía una amenaza para ella u otros durante su contacto con la policía, por lo que esa revisión de rutina, fue el último contacto que la policía tuvo con Nasim Aghdam antes del tiroteo.