Los momentos que marcaron último debate presidencial

El tercer y último debate presidencial tuvo lugar este martes en Mérida, Yucatán bajo la moderación de Gabriela Warkentin, Carlos Puig y Leonardo Curzio. En él, José Antonio Meade, Ricardo Anaya, Andrés Manuel López Obrador y Jaime Rodríguez Calderón mostraron sus últimas cartas, de cara a la elección este 1 de julio.

El candidato de la alianza Juntos haremos historia anunció que, de ganar la elección presidencial, la doctora María Elena Álvarez Buylla asumirála dirección del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Por su parte, Ricardo Anaya, de la coalición Por México al frente, propuso entregar a estudiantes de todos los niveles, independientemente de su condición social, teléfonos celulares y dispositivos móviles, como tabletas.

En otro momento, Anaya mostró fotografías de Andrés Manuel López Obrador con el ingeniero José María Riobóo, cuya empresa tiene el antecedente de haber estado a cargo del diseño y construcción del Segundo Piso del Periférico, durante el gobierno de Obrador en la Ciudad de México.

Anaya acusó a López Obrador de haber otorgado contratos por asignación directa, a José María Riobóo por un monto de 170 millones de pesos.

“Si te presento los contratos, ¿renuncias a la candidatura?”, dijo Anaya a López Obrador, indicando que las pruebas de la asignación de esos contratos estarían en la página debate2018.mx.

En cuanto al tema de educación, López Obrador se pronunció por cancelar la reforma educativa. Sin embargo, José Antonio Meade, de la alianza Todos por México consideró que de concretarse la propuesta, además de criminal, los estudiantes de México perderían la oportunidad de aprender inglés.

Además, abundó: López Obrador subiría 30% la pobreza en el país. “Esta película ya la vimos. La vieron 130 países. Esta película siempre termina mal, con pobreza y desempleo”, dijo Meade sobre el plan económico del candidato de la coalición opositora.

Al escuchar las acusaciones y enfrentamientos, Jaime Rodríguez Calderón, candidato independiente dijo que ellos eran “la tercia maldita” y quienes “han destruido a México”.

Además insistió en su idea de “mochar manos” a los ladrones y políticos corruptos y abundó que de esto se encargará un tribunal.