Mexicanos crean chatbot que detecta posibles suicidios

Egresados de la Universidad de Guadalajara (UdeG) trabajan en el desarrollo de un chatbot, que a través de redes sociales ayuda a detectar factores de riesgo de suicidio.

Debido a que en los últimos años el auge de las redes sociales ayuda a entablar diálogos entre grupos sociales, los jóvenes Manuel Santana Castolo y Patricia Brand diseñaron una estrategia para disminuir este tipo de conductas entre los jóvenes.

Los estudiantes de la universidad buscan crear un bot que interactúe con usuarios mediante el servicio de mensajería que ofrece Facebook, y que pueda detectar cuando alguno de los interlocutores esté en riesgo de cometer suicidio para brindar así la atención necesaria.

Patricia Brand, egresada de la licenciatura en Psicología, destacó que la idea es que a través de la comunicación entre el bot y los usuarios, se detectaría si hay depresión o tendencias suicidas, para que posteriormente se canalice con los profesionales pertinentes.

En 2015, datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) contabilizaron un total de 6,285 suicidios en todo el país, lo que se traduce en una tasa de 5.2 fallecidos por cada 100,000 habitantes.

Después de observar esta problemática, el ingeniero biomédico Manuel Santana inició el desarrollo de la aplicación para detectar riesgos y se apoyó en las redes sociales para concretar la idea y evitar complicaciones al llevar al bot hasta los jóvenes.

Para llevar a cabo este proyecto, ambos especialistas se unieron para buscar la metodología y así detectar los factores de riesgo de suicidio, información que utilizarán para enriquecer dicha Inteligencia Artificial (IA).

“Estamos buscando implementar algoritmos de inteligencia artificial. La idea es que estos algoritmos vayan mejorando con los usuarios; conforme más preguntas procese, mejor se interpretarán las respuestas”, señaló Santana.

En una primera etapa, el chatbot recibirá la información básica de los usuarios para elaborar un primer perfil sobre la persona que interactúa, y después trabajará con preguntas basadas en manuales médicos para trazar una ruta que ayude a detectar los factores de riesgo.

Por tanto, una vez que es sistema detecte factores de riesgo, se pondrá en contacto con los usuarios previamente establecidos como referencia, o con instituciones que den tratamiento y asesoría en torno a salud mental.

Los jóvenes universitarios, esperan que a mediados de octubre se libere una primera etapa de este bot en pacientes control y con antecedentes.