La fiesta de la democracia

Mauricio Peña Pierre
Email: mjp50@columbia.edu

El proceso electoral nos deja muchos sabores y sin sabores que reflexionar, pero quizá el más profundo y peligroso, aunque será pronto olvidado, es la violencia que apareció desde las precampañas y fue matizada en el período de las campañas, no tenemos explicación alguna y pronto se irá desdibujando en lo que llaman la normalidad democrática, reacomodos, nuevos equipos y campanas al vuelo, de los primeros 100 días del nuevo gobierno, harán a un lado la violencia que existió en lo que algunos llamaron la fiesta de la democracia.

Sorpresivo sería ver que la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE) lograse presentarnos investigaciones claras de todos los homicidios sucedidos durante la contienda y más allá de eso, dar claridad respecto de la vinculación que los mismos podrían tener con la delincuencia organizada. No creo que una sociedad que alcanza la mayoría de edad en términos de democracia y civilidad política, presente tanta violencia como se ha vivido en la última elección.

La sociedad tiene derecho de conocer con claridad, si como algunos afirman, existen en nuestro país narco campañas, saber si la delincuencia organizada se encuentra realmente asociada con la clase política y de ser el caso, cuál será la actuación de las instituciones. Contrario a lo expresado, nos encontraremos con que la FEPADE parecer estar superada en recursos y normas que le permitan desmembrar los homicidios acontecidos en tiempos electorales y la relación que los mismos guardan con el crimen organizado.

La propia fiscalización que se realiza ex post de las campañas, por parte de la unidad de fiscalización del Instituto Nacional Electoral, parece versar sobre los recursos públicos recibidos, ser ausente en los donativos y más aún en aquellos no declarados ¿Recuerda los 20 mdp en efectivo, que transportaban dos personas que al parecer iban a las instalaciones del CEN del PRI? Escuchamos versiones de la existencia de donativos por más de 400 mdp de un solo grupo empresarial entregados en efectivo, alguien podría fiscalizar esa parte o se trata de una leyenda urbana.

A más de 20 años del magnicidio de nuestro querido Luis Donaldo Colosio Muerrieta, en Lomas Taurinas, recordando a varios actores de la vida política de nuestro país que viajaron a la Ciudad de México con Mario Aburto que subió al avión, permaneció la hipótesis de un asesino solitario, ni que decir, del finado José Francisco Ruiz Massieu o de la ubicación de su hermano Mario, será que algún día podamos conocer de los homicidios que se suscitaron en la contienda electoral 2018.

Mayoría de edad aún está lejos

Hoy que tenemos los resultados de la elección de 2018 y al observar un voto diferenciado en varios estados de nuestro país, algunos podrían concluir que nuestra ciudadanía ha alcanzado tan alto grado civilidad política, que tras comparar planes y programas políticos debidamente expuestos y debatidos por partidos y candidatos llegamos a esa fiesta cívica del 1 de julio, otros quizá menos jubilosos estimarían que el voto diferenciado, aun en los estados panistas, priistas o perredistas son el resultado de la transacción de la política de cloaca, donde incluso llegamos a escuchar historias de líderes trabajando para candidatos opositores, juzgue usted, que pensar o que escenarios se pueden dibujar con la información que se tiene hoy, en casos como el gobernador Silvano Aureoles o la Asamblea de Gobernadores de Acción Nacional.

Se antoja aún distante considerar la mayoría de edad en términos democráticos o en la fiesta cívica de las elecciones, después de las campañas más mediocres del Mexico de nuestros días. Mágicamente alrededor de las 20 horas del domingo 1 de julio, hemos sido envueltos por el velo de la republica amorosa, mediáticamente distintos actores de la vida política y económica del país han salido a sumarse al virtual ganador de la contienda y me uno en el deseo de que a México le vaya bien y se tenga un buen gobierno, de crecimiento económico y garante de los derechos de los ciudadanos, pero y las muertes que ocurren todos los días y la violencia y Ayotzinapa, Ciudad Juárez y Tláhuac…

Después de este recuento me viene a la mente el posible secretario de Seguridad Pública, es interesante como este personaje de la vida política del país, ha logrado sobrevivir a la perdida de Luis Donaldo Colosio, siendo el secretario particular del ex titular de la Sedesol y posteriormente del excandidato, más adelante, no podemos olvidar que fue director general de Aduanas y en la siguiente contienda electoral, aparece en las filas del expresidente Vicente Fox, desde la oficina de los Pinos. Algunos le atribuyen un conjunto de intereses compartidos con la esposa del expresidente, entre ellos las aduanas, finalmente las diferencias lo hacen distanciarse de la señora Marta Sahagún y al tiempo se suma al proyecto de la república amorosa y todo esto a la sombra del caudillo, corrección de los caudillos.