Trump ataca de nuevo "cacería de brujas de Mueller"

El presidente Donald Trump renovó este lunes sus ataques en contra de la investigación sobre la injerencia de Rusia en las pasadas elecciones presidenciales, dejando atrás la forzada declaración que emitió al respecto la semana pasada.

En una serie de mensajes en su cuenta de Twitter, Trump insistió en que la investigación que preside el fiscal independiente, Robert Mueller, constituye una "cacería de brujas" instigada por la campaña de quien fuera su oponente en la contienda, Hillary Clinton.

“Ahora sabemos que fue el no verificado y falso dossier, que fue pagado por la torcida Hillary Clinton y el DNC, que era sabido y presentado de manera falsa a la FISA y que fue responsable de iniciar la totalmente desacreditada y conflictiva cacería de brujas de Mueller”, dijo.


Trump abandonó así la declaración pública que tuvo que emitir el pasado martes tras la controversia generada después que pareció respaldar la negativa del presidente Vladimir Putin de que Rusia no tuvo injerencia alguna en las elecciones.

Un día después de arribar de Helsinki, Finlandia, tras reunirse con Putin, Trump dio su respaldo a las agencias de inteligencia americanas y su conclusión sobre la injerencia rusa a través de acciones de hackeo, en particular contra la campaña de Clinton y las oficinas nacionales del Partido Demócrata.

El mandatario explicó entonces que su declaración eximiendo a Rusia de responsabilidad fue resultado de su uso incorrecto de un auxiliar y que en realidad lo que quiso decir fue: “no veo ninguna razón por la que (Rusia) no hubiera sido”.

No obstante, este lunes el mandatario optó por renovar una línea de ataque que se hizo popular entre sus simpatizantes, haciendo eco de las palabras de Tom Fitton, presidente de la agrupación conservadora Judicial Watch, sobre el origen de la investigación que encabeza Mueller.

Trump calificó la investigación como una vergüenza para el país, y demandó al Departamento de Justicia “desechar ahora la desacreditada cacería de brujas de Mueller”.