Descentralización debe ser paulatina: especialistas

La propuesta de la próxima administración para descentralizar 13 de secretarías de Estado implica considerar algunos retos para lograr su eficiencia, como el realizarse de manera paulatina y con un adecuado planteamiento que garantice su viabilidad a futuro.

Ricardo Martínez, socio director del despacho De la Vega & Martínez Rojas, dijo que la propuesta “suena a algo que vale la pena. A lo mejor no se logra en un sexenio, pero si se concreta en unos años podría haber crecimiento”.

Expuso que la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado establece los requisitos para poder llevar los organismos a otras entidades de la República y que la decisión de mover las secretarías depende del poder Ejecutivo federal.

Indicó que de acuerdo a dicha ley el gobierno debe pagar el traslado “por lo que se deberán considerar los costos”.

El especialista opinó que en este proyecto la iniciativa privada podría apoyar al gobierno con financiamientos, como es el caso de la renta de las nuevas oficinas donde estarán ubicadas las secretarías.

Por su parte, Víctor Chávez, socio director de Grupo Human, dijo que esta iniciativa podría traer aspectos positivos como “abatir los altos índices de contaminación ambiental, congestionamientos viales y la sobrepoblación en la Ciudad de México”, pues 80% de los trabajadores de la Administración Pública Federal están en la capital.

Mencionó que se debe aclarar si se buscará que la gente se reubique o si se abrirán nuevas plazas en la región a donde lleguen las diferentes dependencias gubernamentales.

Para el primer caso, agregó que el gobierno deberá brindar alternativas para los empleados, desde temas de mudanza y transporte hasta cuestiones escolares y de vivienda, para facilitar su permanencia en los nuevos lugares de trabajo.

Respecto a la reactivación económica, el especialista en recursos humanos aseguró que detonará el avance regional, sólo por el hecho de que los trámites ahora tendrían que hacerse en esos lugares, además de favorecer el turismo.

Este proyecto de nación deberá llevarse a cabo de manera paulatina, por lo que el proceso podría durar dos o tres años, haciendo necesario contar con un adecuado planteamiento para que sea viable a futuro y que estas dependencias continúen en sus nuevas sedes, puntualizó.