#ConPopote está bien (si es de aguacate)

La empresa mexicana Biofase, encontró la forma de aprovechar la semilla del aguacate para fabricar popotes amigables con el medio ambiente.

El año pasado se produjeron 300 millones de toneladas de plástico, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), lo que ha generado un gran impacto al ecosistema. Además, en el caso de los popotes convencionales tardan en degradarse cerca de 100 años a diferencia de los 240 días que requiere uno hecho con semilla de aguacate, de ahí la relevancia de este tipo de proyectos.

“Yo crecí escuchando los problemas de contaminación y por eso sabía que mi negocio tenía que enfocarse en problemáticas importantes y una de esas es el plástico, por eso estuve buscando una molécula parecida a lo que ya se utiliza para hacer plástico biodegradable pero con otras fuentes”, explica Scot Munguía, ingeniero promotor de este invento.

Lo que hace Biofase es extraer la molécula de la semilla del aguacate, se sintetiza para convertirse en biopolímero, se moldea y se obtiene el material biodegradable, luego son exportados a Noruega, Suecia, Dinamarca, Estados Unidos, y algunos países de América Latina. Asimismo, la empresa produce cubiertos desechables basados en el mismo proceso.

►TE PUEDE INTERESAR► #SinPopote, compromiso de las empresas

Sabiendo la problemática que representan los utensilios plásticos, algunas empresas como Disney, Starbucks, Cooperativa Pascual, Bacardí, McDonald´s, entre otras, han comenzado planes de acción para eliminarlos de sus productos en distintas partes del mundo.

Además la iniciativa #SinPopote ha sido bien recibida por los usuarios de redes sociales, que la colocan entre los principales temas de conversación en plataformas como Twitter, Facebook e Instagram.