Nuevo Aeropuerto será una decisión de todos: AMLO

Javier Jiménez Espriú, propuesto como titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes dio a conocer el dictamen técnico sobre la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en el que se determinó que hay dos caminos para la obra, pero la propuesta original de Andrés Manuel López Obrador de construir dos pistas en la Base Militar de Santa Lucía y tener así dos aeropuertos en operación, el actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México Benito Juárez y el militar ampliado, fue calificada como inviable por un organismo internacional.

La organización Mitre, un organismo del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) determinó que no es seguro en materia aeronáutica tener dos aeropuertos en operación simultánea en el Valle de México.

“Ante este dictamen, nuestros técnicos y un grupo de técnicos chilenos que ha colaborado con nosotros consideran, por el contrario, que esta operación sí es viable y señalan, sin embargo, la necesidad de hacer un estudio a profundidad, realizado por otra agencia internacional de prestigio, para confirmar su afirmación”, comentó Jiménez Espriú.

El estudio tendría un costo de 150,000 de pesos y tardaría en realizarse 5 meses, por lo que sería hecho de manera posterior a la consulta pública, planeada para finales de octubre.

El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador señaló que la decisión sobre la construcción del nuevo aeropuerto es “complicada y difícil”, por lo que es necesario consultar al pueblo de México. Sostuvo que su gobierno no se tratará de una dictadura, por lo que este tipo de decisiones deben tomarse entre todos los ciudadanos".

“Es un tema complicado, difícil; por eso tenemos que resolverlo entre todos y que se ponga por delante el interés general" abundó.

La consulta pública será llevada a cabo a finales de octubre y podrá ser realizada mediante la instalación de mesas en las plazas públicas, que recojan el voto de los ciudadanos; o a través de una “encuesta honesta” que sería aplicada con la vigilancia de organismos ciudadanos.