El 1 de diciembre concluirá mi vida política: EPN

El presidente de la República Mexicana, Enrique Peña Nieto afirmó que si algo tiene claro, es que el próximo 1 de diciembre concluirá su participación en la vida política del país.

Durante entrevista en el programa En Punto, bajo la conducción de Denise Maerker, el aún mandatario constitucional afirmó que aunque ha sido un privilegio de vida ser presidente no tiene pensado buscar algún cargo público en un futuro próximo.

“Me gustaría ser recordado como un mandatario que le cumplió al país”, sin embargo pidió disculpas por sus errores, “si alguien se sintió agraviado con el ejercicio y la manera en que goberné le pido una disculpa”.

Tras lo ocurrido en las urnas, el pasado 1 de julio, donde el partido gobernante, el Revolucionario Institucional (PRI) sufrió una gran derrota, el presidente y ex gobernador del Estado de México afirmó “he digerido la derrota con madurez y la entereza de saber que no hay victorias ni derrotas para siempre”.

Calificó el fenómeno como una ola propiciada por el desgaste de las expresiones políticas tradicionales y del ejercicio de gobierno, derivado de “decisiones que trastocaron ciertos intereses o un orden dado, como la liberación del precio de la gasolina”.

Sobre los temas que marcaron su administración, como la Casa Blaca, Ayotzinapa, las reformas estructurales y los gasolinazos. Peña Nieto dijo que “el error más grande de esta administración fue el tema relacionado con la Casa Blanca sucedido en el 2014”.

Durante la entrevista, el presidente reconoció que compró la Casa Blanca en conjunto con Angélica Rivera, contradiciendo por primera vez, la versión de que en la transacción únicamente participó la primera dama.

“Sin embargo, sigo pensando que no existió conflicto de interés, porque no se benefició a ningún empresario con obra alguna, ya que esta no se llevó a cabo por el ajuste presupuestal”.

Para el presidente, el acierto más grande de su gobierno fueron las reformas estructurales que tendrán un impacto en sector energético, de telecomunicaciones, educativo, en materia de competencia y en el tema hacendario.

“Se van a traducir en crecimiento económico y mayores oportunidades de desarrollo y empleos para los mexicanos”, afirmó.

Hoy, Enrique Peña Nieto encabeza, junto con el presidente entrante Andrés Manuel López Obrador el proceso de transición, es la evidencia de que “somos una democracia consolidada y robusta”.

Aunque es evidente que tenemos visiones diferentes, “estoy convencido de quien llega a la presidencia lo hace con el afán de poder servirle a México y trabajar por el desarrollo del país”, concluye.