México sigue sin protección adecuada ante sismos

Las viviendas en México siguen sin estar preparadas financieramente, por medio de la contratación de un seguro, para enfrentar un fenómeno de esta naturaleza, así lo advierte la empresa INTERprotección a un año de los sismos de septiembre de 2017. El co-fundador, José Antonio Casanueva, dijo que por ello “aún falta educar a las familias en el tema de seguros”.

Las personas consideran que los seguros son caros, que no los va a cubrir en caso de un siniestro y que es muy complicado hacerlos válidos, lo que genera que menos de 8% de los hogares en México estén asegurados; esto equivale a menos de 3 millones de vivienda.

La empresa especializada en seguros y fianzas refirió que sólo en la Ciudad de México se contabilizaron 16,630 edificios dañados, de los cuales 38 quedaron colapsados como consecuencia del sismo con magnitud 7.1. En entidades como Oaxaca, 31,647 viviendas sufrieron daños parciales, 13,665 se perdieron, en tanto que en Chiapas, un total 5,498 viviendas resultaron perdidas.

Para impulsar la protección de los mexicanos, la empresa promueve Asegura Todo, un chatbot por medio de Messenger de Facebook, y próximamente en WhatsApp, que ofrece la posibilidad de asegurar la propiedad, como propietario o como arrendatario, y asegurarse para viajes en tan en menos de cinco minutos y durante las 24 horas del día.

La firma describió que una de las recomendaciones fundamentales para cualquier tipo de crisis o emergencia es guardar los documentos necesarios fuera del lugar de vivienda, ya sea de manera física o de manera digital, en cuentas de correo electrónico o almacenamiento en la nube, para contar con un respaldo.

Sugiere, además, conocer los detalles de las pólizas que se contratan, verificando la vigencia, coberturas, tiempo de respuesta, entre otros aspectos. “Es importante contar con el número de póliza y tener los números de emergencia a la mano, para saber a quién acudir en caso de un sismo”.

Es recomendable, abundó, contratar seguros que cubran distintos riesgos, incluyendo responsabilidad civil y robo, incendio, rotura de cristales y sismo, entre otros.