Ganador del Nobel de economía casi pierde su premio

Uno de los ganadores del premio Nobel de economía de este año dijo durante su premiación haber ignorado las primeras dos llamadas para avisarle que había obtenido el galardón, pensando que eran extorsión.

El profesor de economía de la Universidad de Nueva York (NYU), Paul Romer, recibió esta presea, pues mostró que "las fuerzas económicas gobiernan la disposición de las empresas para producir nuevas ideas e innovaciones", de acuerdo con la Real Academia Sueca.

Romer fundo en la NYU el Stern Urbanization Project, que investiga cómo los legisladores pueden aprovechar el rápido crecimiento de las ciudades para crear oportunidades económicas y emprender una reforma social sistémica.

Además, el profesor trabaja con innovadores civiles como director del Instituto Marron de Gestión Urbana de la misma NYU, en donde además fundó Aplia, una aplicación de tecnología educativa donde los estudiantes han enviado más de mil millones de respuestas a problemas con la tarea.

El premio fue compartido con William Nordhaus de la Universidad de Yale, quien por su parte fue premiado por integrar el cambio climático al análisis macroeconómico a largo plazo. La Academia lo felicitó por “mostrar que el remedio más eficiente para los problemas causados por los gases de efecto invernadero es un esquema global de impuestos al carbono impuestos universalmente”.