Jaime Galván: ¿el delincuente del sexenio?

Mario Hector Silva

Son varios los empresarios y hombres de tierras de Chihuahua que han empezado a levantar la voz por los abusos y los presuntos actos de rapiña y fraude que son atribuidos a Jaime Galván Guerrero y a Félix Galván Cano.

Las acusaciones hechas publicas van desde fraudes y préstamos, que no han sido pagados, hasta casos de presunta extorsión y actividades de “lavado de dinero” que fueron realizadas durante el sexenio del ex gobernador de Chihuahua, César Duarte; con quien la familia Galván se sintió cómoda y complacida por todas las facilidades y la sombra de protección que les brindó desde palacio estatal el entonces gobernador priísta.

El delincuente del sexenio

La reputación del empresario de Delicias, Jaime Galván Guerrero y de su medio hermano, Félix Jaime Galván Cano, ambos nietos de quien fuera titular de la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena) en el sexenio de José López Portillo: Félix Galván López, rueda lastimosamente por los suelos, a lo largo y ancho de todo el territorio de Chihuahua.

En la región de Delicias, en el sur, centro y norte del estado, las redes sociales han acabado con el nulo o poco prestigio que tenía hasta hace unas semanas el también considerado delincuente "de cuello blanco" favorito en el sexenio del exgobernador de Chihuahua, César Duarte, con quien se tejieron muchos negocios de millones de pesos, producto de ilícitas actividades y hasta de presunto “lavado de dinero” bajo la sombra del gobierno priísta.

Jaime Galván Guerrero, protector de Félix Jaime Galván, es el mismo hombre que un día a través de sus testaferros amenazó a un conocido empresario de Ciudad Juárez a quien, vía telefónica, localizó en una ciudad de los Estados Unidos, cuando sintió amenazada su imagen en un medio de comunicación durante el tercer año del gobierno de César Duarte (2013), y quien junto con su hermano, es acusado de “extorsión” y “fraudes”, que dicen, según los textos en redes sociales “rebasan los límites de lo inimaginable”.

“A la obtención de recursos económicos a través de argucias y presuntos actos de inversión, se suman las amenazas veladas y los trucos legales para que ninguno de los afectados proteste o interponga denuncias”.

Protegido durante los sexenios de los exgobernadores, José Reyes Baeza Terrazas y César Duarte, el nieto del General Galván López, sigue siendo un hombre, literalmente, “intocable” en la actual administración del gobernador panista de Chihuahua, Javier Corral Jurado.

En el centro y sur de Chihuahua empieza a trascender información considerada antes privada, pero relacionada con las participaciones e inversiones en el viñedo "Los Halcones" y las adquisiciones de propiedades que se realizaron con fondos políticos que antes eran consideradas en secrecía, y que también, nos cuentan, alcanza al Grupo Cimarrón y la alianza con otros empresarios para el procesamiento de nuez, dulces y otros derivados.

Es de conocimiento público que Jaime Galván participó en las licitaciones para surtir de medicamentos en Oaxaca y en otras entidades con el apoyo y recomendación de César Duarte, amén de los propios negocios que se hicieron a la sombra del poder y bajo el consentimiento y acuerdo del ex gobernador y de Galván Guerrero. En fin, eso es parte de lo que está circulando en las redes sociales, no sólo en la tierra de los Galván en Delicias, sino en otros horizontes del llamado estado grande de Chihuahua.

Incluso algunas empresas como Cavall 7, productora de vinos han aclarado públicamente en las redes sociales y en otros medios, que Félix Jame Galván Cano no pertenece a esa empresa desde hace tiempo, “ni tiene trato con nosotros”, dijo uno de los directivos.

La relación política de Jaime Galván Guerrero con el ex gobernador de Chihuahua, César Duarte, tuvo su punto álgido en la famosa fiesta en honor de la esposa del ex mandatario: Bertha Gómez de Duarte, al que asistió -contratado exprofeso para esa celebración-, el cantante Luis Miguel, quien ofreció un concierto para todos los invitados al ágape. Cerca de 200 invitados especiales, todos relacionados con la clase política y empresarial aplaudieron entonces el buen gesto y el regalo que ofreció Jaime Galván a la entonces primera dama de la entidad.

Pero hay más, Jaime Galván Guerrero es el mismo hombre que fue sentenciado por una corte en los Estados Unidos y quien todavía hasta hace unos meses, pagaba 60 meses de libertad condicional por un fraude a una institución bancaria de los Estados Unidos. Entre la gente cercana a César Duarte, siempre se comentó que Jaime Galván era el hombre y empresario “favorito” del ex gobernador de Chihuahua.

Armando Cabada otra vez con "Juárez Iluminado"

El alcalde del gobierno independiente, Armando Cabada volvió a tropezar con la misma piedra. Regresó ayer al Congreso del Estado para cabildear el proyecto de Juárez Iluminado, del que se sabe, tiene comprometido con una empresa de Nuevo León que, desde antes del inicio de su gobierno en 2016, le habría entregado por adelantado, 100 millones de pesos.

Picó piedra con los diputados de Morena que ahora son mayoría y requirió de los servicios políticos de su compadre, amigo y ahora subordinado en el gobierno, Víctor Valencia de los Santos, secretario técnico del Ayuntamiento, a través de quien intenta meter, a como dé lugar, nuevamente, el fallido proyecto de iluminación para venderlo a precio de oro a los juarenses.

Oficialmente, la presencia del presidente Armando Cabada obedeció a “abrir líneas de comunicación y acuerdos que impulsen proyectos y programas a beneficio de los habitantes de la ciudad fronteriza”.

Allí estuvieron los ocho diputados de Morena, la síndica y ex diputada Leticia Ortega, a quienes Cabada les expresó la necesidad de reactivar el proyecto de Juárez Iluminado, argumentando las “carencias sociales” y donde dijo que el mayor problema es el de alumbrado público.

Pero no terminaba su exposición sobre el sustento legal y contable el alcalde, cuando los diputados de Morena empezaron a manifestar la urgencia en avanzar en otros temas relacionados con la seguridad, pavimentación y hasta con el tema de los feminicidios.

Por cierto, que el coordinador de los diputados de Morena, Miguel Ángel Colunga llevaba puestas sus rodilleras, y aseguró que existe la buena voluntad política de los diputados para establecer una relación con el Ayuntamiento de Juárez y el nuevo “aliado” del Congreso de Chihuahua.

Transporte: negocio de muchos millones

El negocio del transporte público en la ciudad, que está en manos de varios "vivales" y de una colosal corrupción en el gobierno de Chihuahua, y que mueve a través de varias empresas y concesiones, a miles de trabajadores, estudiantes y ciudadanos en Ciudad Juárez tiene un costo millonario.

Tan solo a la industria maquiladora le cuesta anualmente el servicio de transporte de personal 50 millones de dólares, según datos de Index Juárez, lo que posibilitaría la participación de inversionistas chinos que están mas que dispuestos a montar un tren rápido para mover masivamente a trabajadores y en general a toda la población.

La revelación hecha hace unos días por el ex candidato a presidente municipal por el partido político de Andrés Manuel López Obrador, es de tal relevancia que posibilitaría que el nuevo gobierno federal ofrezca el apoyo para que una inversión extranjera de China, sea el inicio de la solución a los múltiples problemas de corrupción y negligencia gubernamental que tiene postrados a todos los sectores en Ciudad Juárez.

Incluso el abogado y ex candidato externo de Morena dijo que dos hombres fueron enviados a capacitarse a China para conocer todos los aspectos técnicos relacionados con el tren rápido, lo que obliga a que el gobierno federal revise el proyecto para beneficio de los habitantes de esta urbe fronteriza, quienes día a día, son humillados y sobajados por la corrupción, el desaseo y la negligencia de los transportistas que siguen operando en un esquema de cuarto mundo.

Javier González Mocken, que la semana pasada se reunió con un grupo de periodistas para abordar solamente el tema de transporte, dijo que falta voluntad política para modernizarlo y solucionar, de cabo a rabo, el pésimo servicio que se da a todos los juarenses.

Tanto el concesionado a las empresas transportistas que mueven a toda la población, como el especial a las maquiladoras y hasta el de Vivebus, que atraviesa por severos problemas de corrupción.

Una inversión que se puede hacer sin que metan las manos los gobiernos municipales y que permitiría que los inversionistas inmediatamente hagan el trabajo para montar una red para el servicio de transportación a través de un tren ligero, y sin la necesidad de peros y argumentos sobre las condiciones de las calles de la ciudad.

Un negocio que requiere de inicio apenas unos cuantos millones de dólares de los muchos que paga por un mal servicio la industria maquiladora en esta frontera, para que las empresas particulares y privadas con un pésimo servicio y con unidades escolares, muchas de ellas irregulares y en deplorable estado, les muevan a los miles de trabajadoras de ese sector en toda la ciudad.

Un dato interesante aportado por Javier González Mocken: las grandes decisiones que tomará el nuevo gobierno de AMLO, estarán asociadas y vinculadas a la voluntad popular. Una cosa es cierta. El transporte público es una vergüenza y es, y ha sido fuente de corrupción gubernamental hasta el día de hoy.

El silencio de Emma Saldaña

Emma Saldaña, la esposa del famoso "roñas", como solían llamarle sus amigos hace algunas décadas a Sergio Granados Pineda, representante plenipotenciario del ex gobernador de Chihuahua, a quien Reyes Baeza le dio chamba en la Delegación estatal del ISSSTE sigue, literalmente, con el pico abajo.

Para vergüenza pública está cuidando su chamba en el Instituto Chihuahuense de la Mujer.

Ha dejado de lado abusos documentados que siguen perjudicando a las mujeres en la capital, y protegiendo a funcionarios y hombres cercanos al gobernador de Chihuahua.

Ni siquiera han servido las movilizaciones y las cientos y miles de firmas de muchas mujeres pro-defensa de la vida y en contra del aborto, que hace algunos meses pidieron públicamente su destitución en una carta a la opinión pública y dirigida al gobernador de Chihuahua, Javier Corral.

Pero eso no es todo. Ha sido una mujer ‘servil’ a los intereses del poder en turno y el caso de Rodolfo Bermejo en el Ichife, es el caso más patético de la nulidad y silencio de Emma Saldaña, que ha dejado de ver por las mujeres para quedar bien con el gobierno.

Por menos que eso, la emprendió en contra del ex secretario de Desarrollo Social de César Duarte Jáquez, el periodista José Luis García Rodríguez, a quien persiguió por el solo hecho de confrontarla y a quien consiguió inhabilitar en la función pública.

En la capital no son pocos los que han logrado entender los compromisos de Doña Emma Saldaña con el gobernador de Chihuahua para actuar en contra de los hombres que han sido señalados y acusados de “acoso sexual”, entre otras denuncias que se han presentado.

Hoy Doña Emma, la representante del Instituto Chihuahuense de la Mujer guarda vergonzoso silencio.