3 tips para vender más durante este Buen Fin

Cada año, el Buen Fin se coloca como uno de los eventos de descuento más esperados y exitosos de nuestro país. Tan solo el año pasado se registraron ventas por 2,484 millones de pesos, lo que supone un 43% más en comparación con 2016, de acuerdo con reportes de la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO).

Gustavo Galicia, director de SAP Customer Experience en México enlistó 3 de las consideraciones más importantes que todas las marcas deben aplicar en la edición de este año para garantizar que su oferta y la experiencia de compra estén a la altura de la expectativa de sus clientes.

1. Tendencias de compra

Una de las lecciones principales es que las tendencias de compra de los consumidores mexicanos se siguen enfocando en rubros y productos específicos: gadgets y la moda siguen siendo los más buscados durante estas fechas. Sin embargo, aunque los productos que ofertamos como encargados de un negocio no estén entre los más vendidos, no significa que debemos dejar de aprovechar el momento para captar una buena audiencia, pues durante estos eventos los clientes esperan encontrar múltiples opciones entre ellas cosas personalizadas.

2.El evento dura más de lo esperado

Si bien los organizadores establecen cuatro días de ofertas por su cercanía con Black Friday y Cyber Monday, los retailers aprovechan para extender por varios días las promociones. Incluso, hay empresas que han optado por establecer un “Buen mes”, es por esto que los negocios deben planear no sólo competir con otras marcas, sino tener el inventario y capacidad para cubrir con la demanda a lo largo de todo el mes.

3. Servicios extra

Promociones como envíos gratuitos, entregas rápidas, descuentos y precios accesibles son algunas de las medidas más efectivas durante esta temporada, pues durante el año pasado fueron los factores que los compradores tomaron en cuenta para realizar adquisiciones en línea. El área de oportunidad en este caso está en encontrar la mejor manera de gestionar estos beneficios y tener un mayor control tanto de datos como de las operaciones a través de herramientas tecnológicas que lo hagan posible.