Voluntarios: los héroes sin capa de las causas sociales

Claudia Coratella

El voluntariado siempre ha sido una de las formas de activar los caminos para aumentar el bienestar de una comunidad o un país. Por ello, la Asamblea General de las Naciones Unidas decretó el 5 de diciembre como el Día Internacional de los Voluntarios, con la finalidad de reconocer la labor de todas las personas que, de manera gratuita y solidaria, dedican tiempo y esfuerzo para apoyar causas de bienestar común.

El objetivo principal de la celebración, además del reconocimiento a los voluntarios, es informar sobre el impacto del voluntariado en la paz y el desarrollo sostenible y sobre todo, rendir homenaje a quienes responden llamadas en momentos de necesidad, contribuyen a salvar vidas y ofrecen dignidad a los más vulnerables.

¿Quiénes son voluntarios?

Los voluntarios tienen un historial de compromiso, dentro y fuera de organizaciones y fundaciones. Son aquellas personas que han hecho una elección de estilo de vida y tienen un propósito de dedicación para construir relaciones, amistades y habilidades para mejorar una situación social o ambiental.

Gracias a ellos, existe un amplio margen de mejora social debido a las acciones realizadas en distintos ámbitos como salud, cultura, medio ambiente o apoyo a comunidades afectadas durante desastres naturales.

Además, quienes han hecho estas labores han descubierto que trabajar para otros hace que las personas sean mejores, más satisfechas y más capaces de enfrentar los desafíos que la vida plantea.

Las acciones voluntarias aumentan la capacidad de recuperación de una comunidad generada por el movimiento y fuerza de los valores sociales; la empatía y la solidaridad, son algunos valores sociales que, llevados a la práctica, le otorgan a la comunidad más fuerza después de un evento o en condiciones ordinarias como en situaciones de emergencia.