La trampa de EPN y la buena fe de AMLO

2

Quitar la corrupción enraizada desde lo más alto es el verdadero reto de la 4º transformación

José Óscar Valdés Ramírez

Como lo dice Jorge Luis Borges en un poema, con el tiempo sale todo a la luz, se aprende. El equipo de EPN no entregó nada a AMLO, no existió, como en la época de Fox un equipo de transición. Le dejó la agenda nacional, los reflectores pero nunca soltó el poder; las decisiones económicas, las cuentas de banco, claves y contraseñas de sus redes y páginas web, se entregaron el día 31 a las 11:55 pm. Esto se verifica viendo las cuentas que abrió el gobierno, observa las fechas y comprueba que el dato es verídico.

Las más de 400 mil cuentas de los Peña boots que se compraron a las empresas que manejaban la imagen del expresidente se quedaron en el archivo. ¿Cuánto nos costaría el chiste de esas cuentas falsas? Unos buenos mdp.

El desconocimiento de cómo está el gobierno es absoluto, no dejaron datos, ni programas. Así como dejaron La Casa Blanca, dejaron al país, limpio, con nada; los acusamos de corruptos no de tontos. Tuvieron seis meses para limpiar la casa y así lo hicieron.

TE PUEDE INTERESARPEMEX, EL ROBO A LA NACIÓN

Lo poco que se va descubriendo es por revelaciones anónimas y por cruce de información, la administración de Peña tenía un manejo férreo de la corrupción y la institucionalizaron. Varios amigos me comentan que ni siquiera saben quienes son los empleados de confianza, ni cuantas plazas, además de que desconocen la estructura y los compromisos que deben cumplir.

En la fotografía, José Óscar Valdés Ramírez

La desinformación los hace improvisados

Trabajan sobre la marcha, y eso los hace ver como improvisados, la mejor determinación es la más informada, como van a tomar la mejor decisión si no tienen la información, esto lo sabe AMLO, bastantes direcciones operativas. Cuando llegó el PAN se las dejó al PRI pactadas entre Calderón y EPN. Investigar a servidores públicos panistas, y del PRI es un acto de fe, no se tienen datos necesarios: fideicomisos que aparecen, contratos desconocidos, obras inexistentes.

En Pemex, pipas que no existen y se pagaron.  Las mismas sorpresas serán en el IMSS, se pagaron ambulancias que no existen, las que había las pintaron y arreglaron para pasarlas por nuevas.

Poco a poco se va descubriendo un escándalo. Las listas de las gasolineras que pedían su aportación a cambio de no revisarlas. En 22 años, no se han dado cuenta que es un monopolio que tiene relaciones extrañas con grupos ligados a la delincuencia organizada. No sabemos nada de ellos.

Empresarios ligados a los Panamá Papers, que han hecho su dinero en México, en lugar de generar empleos en la nación que los hizo millonarios, sacan sus recursos a otros países evadiendo impuestos, paulatinamente Petróleos Mexicanos desaparecerá.

Ya están aquí los consorcios gasolineros extranjeros que venderán gasolina importada, ya no venderán combustible de Pemex, si no somos competitivos estamos ante la extinción, que fue más que saqueada por administraciones terribles. La falta de información es fatal para la toma de decisiones.

Pemex es el inicio, vienen más complicaciones

EPN y su equipo ocultaron los números, Videgaray -que se siente el genio que nadie entiende-, ocultaron datos que hoy van apareciendo, las verdades se van descubriendo. Vienen más complicaciones, CFE, SCT serán cifras de escándalo; SEDATU, SAGARPA, SEDESOL los números fluyen lentos, pero ya se va abriendo el tamaño del boquete que dejaron.

Aún no está al 100 por ciento la gente de AMLO en el poder, las más de 554 direcciones importantes están solo cubiertas en un diez por ciento, y ahí se llevarán más sorpresas. Así las cosas, presiento que pensaron que ganarían, no existe otra lógica, esta administración tiene un reto muy difícil.

Quitar la corrupción ordenada desde lo más alto, es la verdadero es reto de la 4º transformación, no más impunidad. De no hacerlo será: “el parto de los montes”.

TE PUEDE INTERESARANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, ENMENDAR AL LEGISLATIVO