Así podría México impulsar igualdad de género en Latinoamérica

0

México es un país clave que puede mover las agendas propias y de la región

Igualar la participación de hombres y mujeres en los diferentes sectores de la economía podría potenciar el crecimiento económico tanto de México como de Latinoamérica. Nuestro país es “clave” para que las agendas se muevan hacia ese camino en la región.

Así lo consideró Stephanie Oueda Cruz, jefa de Género, Diversidad e Inclusión de BID Invest, una institución del sector privado del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en el marco del Día Internacional de la Mujer.

Durante el evento denominado “Rendimiento financiero y equidad de género”, organizado en conjunto con la Bolsa Institucional de Valores (BIVA), destacó que tener una participación igualitaria de género podría aumentar 34% del Producto Interno Bruto (PIB).

En América Latina, las mujeres controlan 75% del gasto, sin embargo, sólo 17% tienen un cargo directivo; además, una empresa puede obtener retornos de hasta 15% si hay diversidad de género y hasta 35% si hay diversidad de género y de raza.

“México puede marcar la pauta”

“México puede marcar la pauta” con el impulso de tres objetivos: invertir en prácticas responsables con impacto de género, invertir en empresas que tengan productos y servicios para mujeres y en empresas dirigidas por mujeres.

La directora de Negocio del BID Invest, Gema Sacristán, comentó que el organismo internacional impulsará los bonos de género;  hasta ahora ya se colocaron tres en el mundo, en Australia y Canadá, y América Latina aún no tiene participación.

Comentó que si bien la emisión de bonos sociales atienden en gran medida iniciativas relacionadas con las mujeres, todavía no se considera de manera importante; y anticipó que el BID ya trabajo con dos empresas, una microfinanciera y un banco en República Dominicana para este instrumento.

Estamos muy interesados en crear esta nueva clase de activos”, afirmó, tras destacar la demanda por inversiones de impacto, sobre todo por parte de la generación millennial (1980-1994), donde 86% está interesado en participar en activos que tengan algún tipo de impacto social.