Ser empresario es difícil, se trabaja mucho aunque esa no es, necesariamente, la parte negativa. Cuando se empieza un negocio hay que tomar en cuenta los desafíos a largo plazo que se tienen que soportar.

Aunque el debate suene anticuado para las generaciones más jóvenes, la iniciativa de la mujer en el terreno del amor todavía suscita chispazos y la sociedad se va acomodando gradualmente a las nuevas dinámicas que hacen al encuentro

Páginas