Ser empresario es difícil, se trabaja mucho aunque esa no es, necesariamente, la parte negativa. Cuando se empieza un negocio hay que tomar en cuenta los desafíos a largo plazo que se tienen que soportar.

Páginas