La declaratoria es con el argumento de que la firma incumplió una orden judicial que le prohibía operar en la capital argentina desde abril del año pasado

Páginas