“El mejor regalo que han recibido estos niños y jóvenes mexicanos es la educación y con ello la formación integral necesaria para elevar su calidad de vida, así como la oportunidad de desarrollar al máximo sus capacidades”: Juan Arturo Calva, director de Comunicación del INBEC.