Organizaciones primordialmente de Australia, Estados Unidos, Polonia, Holanda, Noruega, Rusia, Ucrania, India, Dinamarca y España, han reportado interrupciones a sus sistemas en las desde el 27 de junio. De acuerdo con FireEye, la empresa de seguridad guiada por inteligencia, las acciones se atribuyen a una variante del ransomware Petya, que puede haber sido diseminado a través de EternalBlue, usado durante el ataque de WannaCry del último mes.

Páginas