La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) estimó que el incremento de este sector está por debajo del 2.8% anual. A pesar del panorama, las diferentes plantas de producción de cemento que hay en el país están al nivel de cualquier otro complejo del mundo