El desamor llega con la negación de todo lo que habíamos pensado e imaginado del otro; dejamos de valorar y apreciar sus cualidades y desdibujamos la imagen de ese ser único del que nos enamoramos

Páginas