Ante el crecimiento acelerado del mercado de dispositivos móviles, el comercio móvil o m-commerce ha encontrado una oportunidad de desarrollo que es impulsada por la proliferación de servicios y aplicaciones al alcance de la palma de la mano.

Hoy el comprador online es multidispositivo: puede comenzar su proceso de compra en un equipo, seguir su investigación en otro y concluirlo en un tercero o cuarto. Un análisis de la firma Criteo encontró que cuatro de cada 10 compras se realizan a través de múltiples dispositivos o canales

Páginas