AMIC propone 8 acciones para fortalecer empresas de construcción

La Asociación Mexicana de la Industria de la Construcción (AMIC) propuso 8 acciones a favor de las micro, pequeñas y medianas empresas de la construcción, para generar propuestas para dicho sector ante el difícil escenario económico.

El presidente del organismo, Francisco Gallo, comentó que no existe dentro del Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar apoyos para este tipo de empresas ni directrices para impulsar la generación de empleo, entre otros.

“La propuesta para la realización de una consulta nacional exige generar foros en cada una de las entidades federativas que permitan construir los consensos suficientes, necesarios e idóneos que garanticen propuestas específicas para una verdadera solución de sus necesidades”, dijo.

1. Generar una consulta nacional directa a las micro, pequeñas y medianas empresas y al sector empresarial mexicano en su conjunto, para crear propuestas y compromisos de soluciones concretas para su viabilidad y permanencia.

2. Modificar los lineamientos de operación del Infonavit y Fovissste para permitir que cualquier pequeño constructor pueda ofertar vivienda a través de los organismos, sin tantas restricciones como se les impone en este momento.

3. Promover la inversión privada en la infraestructura básica con apoyos financieros que les permitan participar en el desarrollo de obras en beneficio de las comunidades que no cuentan con servicios básicos.

4. Establecer comités ciudadanos que intervengan en priorizar las obras, analizar proyectos, verificar presupuestos reales y supervisar la ejecución concreta de los trabajos e inversiones, para dar la oportunidad a la sociedad organizada de vigilar la aplicación de los recursos públicos en la infraestructura del país.

5. Definir y hacer públicas las reglas de operación que regulen las acciones de impulso a la inversión y empleo, a través de la Banca de Desarrollo, el Fondo Nacional de Infraestructura y las Asociaciones Público Privada, con la finalidad de eliminar cualquier opacidad en los programas de apoyo de impulso a la economía de esas empresas de la construcción.

6. Incorporar a los testigos sociales para garantizar la transparencia de la administración pública, ampliando las posibilidades para su participación en obras desde los mil salarios mínimos y no hasta los 10 millones de salarios que representan 800 millones de pesos establecidos en la actualidad.

7. Propiciar el ejercicio de la libertad en la sociedad civil organizada para conformar contralorías sociales, con la finalidad de erradicar la corrupción mediante acciones de vigilancia, seguimiento, evaluación y dictamen que permitan sustentar observaciones integrales de la calidad y eficacia de la obra pública, ante la Secretaría de la Función Pública.

8. Suprimir de manera inmediata las prerrogativas de los diputados federales para ejecutar obra de forma discrecional, a la cual tienen derecho por 20 millones de pesos, sumando un monto total de 10 mil millones de pesos anuales los 500 diputados federales, sin satisfacer ninguna normatividad de las leyes vigentes en la materia que la haga viable.

En este sentido, expuso que la AMIC está comprometida y coadyuvará con las dependencias del gobierno federal y demás organismos empresariales, que permitan llegar a propuestas y consensos nacionales, que hagan realidad la fortaleza económica y el bienestar de las familias de la sociedad mexicana.