Fábrica de autopartes abandonaría México si Toyota se va

La empresa Aisin Seiki, una de los principales fabricantes de autopartes para Toyota, cancelaría su nueva planta en México si Toyota decide caer ante la presión de Donald Trump y evitar la construcción de un nuevo complejo en el país.

“Vamos a tener que repensar nuestra inversión si Toyota se retira”, apuntó Yasumori Ihara, presidente de la firma, en entrevista con The Wall Street Journal.

A pesar de las amenazas de Trump, referentes a aplicar impuestos elevados si la producción de vehículos continúa en México, General Motors y Toyota rechazaron el planteamiento de abandonar el país.

Incluso Toyota prometió invertir 1,000 millones de dólares en una planta mexicana para producir el modelo Corolla. En tanto, el inmueble de Aisin Seiki, con inversión de 45 millones de dólares, está diseñado para abastecer a la automotriz y a GM en Guadalajara.

Ihara comentó que la planta de autopartes ya se está construyendo y podría iniciar operaciones el siguiente año; sin embargo también se mostró preocupado por las posibles tarifas estadounidenses de exportación, mismas que promete Trump.