Cambio climático elevará nivel de océanos en México

México buscará generar 35% de energías limpias en 2024, resultado de la Ley de Transición de Energéticas que tiene como intención disminuir que la energía provenga de compuestos de carbono: carbón, petróleo y gas, aseguró Leopoldo Rodríguez Olivé, presidente de la Asociación Mexicana de Energía Eólica (AMDEE).

El especialista explicó que el cambio climático es el mayor desafío que afronta la humanidad porque aproximadamente el 80% de la energía primaria del mundo proviene de compuestos de carbono; específicamente México “será una de las naciones más afectadas si sigue subiendo el nivel de los océanos” por el impacto ambiental.

No obstante, detalló que la solución para la descarbonización de las economías son las energías renovables, entre las que destaca la energía eólica. En ese sentido, el país ya cuenta con 31 parques eólicos en funcionamiento con 1,570 aerogeneradores operando que hasta 2014 habían producido 2,551 mega watts. Sin embargo, los países desarrollados como China que dispone de una capacidad instalada de 45 GW; Estados Unidos cuenta con 101 parques eólicos y una capacidad de 43 GW y Alemania cuenta con 21,607 aerogeneradores con una capacidad de 28GW; entonces México todavía está muy lejos.

“Estos compromisos de reducir las emisiones aplican a diversos sectores como el transporte, al campo y la industria eléctrica, que es una de las áreas donde más rápidamente se puede incidir porque como se van quitando plantas obsoletas con contaminantes y se sustituyen por plantas eficientes libres de emisiones como la eólica, estamos actuando más rápido”, puntualizó el presidente de la AMDEE.

Por otra parte, Rodríguez Olivé detalló que con el aumento a los combustibles aumentarán los precios de las tarifas eléctricas también, no obstante, el efecto de los proyectos resultados de la reforma energética van a contribuir a que esos precios bajen porque se va a ofrecer energía más barata. No se ha difundido de la mejor manera, pero va hacer muy positiva a la larga.