Sector agrícola de EU, el gran afectado de políticas comerciales de Trump

La campaña de Donald Trump contra los acuerdos comerciales que dice que han devastado a los trabajadores de las pequeñas ciudades de Estados Unidos está decepcionando a otro grupo clave de su coalición rural: los agricultores y ganaderos que lo apoyaron con la esperanza de una menor regulación e impuestos más bajos.

La decisión de Trump de retirar a Estados Unidos del Acuerdo Trans-Pacífico de Cooperación Económica (TPP), que habría reducido los aranceles y fortalecido los lazos económicos de Estados Unidos con 11 países, costará a la industria agrícola hasta 4,400 millones de dólares al año en ventas potenciales, según American Farm Bureau Federation, el mayor grupo de agricultores de Estados Unidos.

La reapertura de las conversaciones sobre el Tratado de Libre comercio de América del Norte (TLCAN), al que Trump ha llamado un “desastre”, podría afectar aún más al sector agrícola, uno de los pocos sectores de la economía de Estados Unidos con un superávit neto.

“Me siento nervioso y ansioso sobre lo que pasará”, dijo Ron Heck, que tiene 4.000 acres de cultivos de soja y maíz en Iowa. “Sé que el presidente Trump está preocupado por la manufactura y que no tomó esta decisión a la ligera, pero ahora tenemos que esperar a ver qué mejores acuerdos se pueden negociar”.

Las exportaciones de maíz, algodón, soja y otros productos agrícolas en el año que comenzó el 1 de octubre están calculadas en 134 mil millones de dólares, dijo el Departamento de Agricultura de Estados Unidos en noviembre. Los tres principales destinos de los productos agrícolas de Estados Unidos son China, Canadá y México.

Para empeorar la situación, la amenaza a las exportaciones llega en un momento en que los ingresos agrícolas de Estados Unidos han bajado por tres años consecutivos, la caída más prolongada desde 1977.

No tener un acuerdo como el TPP cuesta a la industria ganadera US$400.000 en ventas perdidas al día a otros países con aranceles más bajos, como Australia, según National Cattlemen’s Beef Association. Asimismo países incluidos en el TPP y el TLCAN representan más de 60 por ciento de las compras extranjeras de carne roja de Estados Unidos, según U.S. Meat Export Federation.