10 marcas que perdieron millones por publicidad falsa

La publicidad te brinda la oportunidad de brindar un mayor alcance de público y llegar a más potenciales consumidores; sin embargo, suele utilizarse para maximizar los productos y hacer afirmaciones falsas.

El portal Business Insider enlistas algunos trucos de las grandes compañías para que evites caer en ellos y no engañes a tus consumidores. Ellos perdieron millones por esta errónea publicidad, ¿tú cuánto quieres perder?

1. Uber
La firma se vio obligada a pagar 20 millones de dólares debido a los reclamos de conductores que aseguraron un engaño en la cifra de ganancias por hora, misma que estaba anunciada en su portal de internet.

2. Activia
Danone pagó alrededor de 45 millones de dólares en 2010 porque su yogurt Activia se comercializó con la promesa de impulsar el sistema inmunológico y regular la digestión.

El producto afirmaba contener ingredientes bacterianos especiales, pero las autoridades le pidieron a la firma que eliminara la frase “científicamente comprobado” de la etiqueta.

3. Volkswagen

Fue un caso muy sonado en 2016, pues la automotriz realizó una campaña publicitaria donde se afirmó que sus vehículos de última generación eran “limpios” y no contaminaban al medio ambiente.

El escándalo se conoció como Dieselgate, ya que al menos 550 mil coches fueron promocionados como de baja emisión, incluso de alteraron las pruebas de emisión de contaminantes.

4. Red Bull
Es claro que la bebida no “te da alas”, por lo que tuvo que pagar 13 millones de dólares por este lema falso utilizado en sus campañas publicitarias.

Uno de los demandantes atacó a la compañía austriaca porque durante 10 años consumió Red Bull, pero no desarrolló alas, ni mostró una mejora en sus capacidades físicas e intelectuales.

5. New Balance: En 2011 fue acusado de publicitar unos tenis que ayudaban a los usuarios a quemar calorías, pero no se encontró un beneficio para la salud en este calzado.

Se anunciaron como quemadores de calorías, pues activaban los glúteos, cuádriceps, entre otros músculos. La firma pagó 2.3 millones de dólares.

6. Kellogg:
El ceral Kispies fue el causante de una demanda contra la firma, y es que engañó a los consumidores con la supuesta propiedad de mejorar el sistema inmunológico.

El caso se resolvió en 2011, cuando Kellogg pagó 2.5 millones de dólares a los consumidores afectados, así como un pago de 2.5 millones de pesos en productos para la caridad.

7. Hyundai: La automotriz pagó 85 millones de dólares en 2004 por la exageración de la potencia de los automóviles importados a Estados Unidos. Al menos 840 mil personas compraron los modelos Hyundai Elentra y Tiburón de 1996 a 2002.

El Ministerio Coreano de Construcción y Transporte demostró que la firma tergiversó información y aumentó la potencia del motor den algunos modelos hasta en un 10 por ciento.

8. Splenda: Una asociación azucarera se quejó de que la frase del producto “hecho de azúcar” era engañosa, pues se trata de un químico procesado en una fábrica.

9. L’Oreal:
La firma se vio obligada a afirmar que su familia de productos Lancôme Génifique y L'Oréal Paris Youth Code no estaban clínicamente probados para impulsar los genes y mejorar la piel en sólo 7 días.

En Estados Unidos, tiene prohibido hacer afirmaciones sin fundamentos científicos. En 2014 se escapó de una multa por el caso, pero si se repite, L’Oreal deberá pagar hasta 16 mil dólares.

10. Extenze:
Se trata de una firma encargada de la fabricación de píldoras para hacer más grande el pene. Pegó 60 millones de dólares por una demanda donde se comprobó que el producto no estaba científicamente comprobado.

Las pastillas se anunciaban en infomerciales nocturnos y aseguraban que eran capaces de aumentar cierta parte del cuerpo masculino.